La UIA admite que hay que rever salarios


La inflación pesa sobre los bolsillos y los aumentos, con el techo del 15 por ciento, han quedado desactualizados. Desde la Unión Industrial Argentina (UIA) admiten que los salarios deben reverse aunque aclaran que hay sectores que no podrán afrontar esas subas.

“Lamentablemente, hay que volver a mirar el proceso salarial, pero cada uno sabrá: habrá sectores que podrán afrontar (un aumento) y otros que no”, sostuvo el vicepresidente primero de la Unión Industrial Argentina Luis Betnaza en declaraciones a la agencia NA.

Betnaza reconoció que los acuerdos salariales que cerraron con un incremento anual del 15% quedaron desactualizados a partir de la devaluación y una inflación que, este año, podría superar el 30%.

El Poder Ejecutivo oficializó hace algunos días el régimen que habilita el otorgamiento en el sector privado de una recomposición salarial del 5 por ciento “no acumulativo” y con carácter “remunerativo”, a cuenta de las negociaciones paritarias que se desarrollen una vez que se activen las cláusulas de revisión incorporadas en los acuerdos de este año.

En su artículo primero, el decreto establece un régimen “simplificado voluntario de adecuación de la negociación colectiva salarial año 2018”, respecto de “las negociaciones colectivas homologadas para los trabajadores en relación de dependencia del sector privado”. Explica que “las recientes mediciones efectuadas por el Indec han arrojado una variación coyuntural del índice de inflación de precios” y “ante ello, resulta necesario adoptar las medidas pertinentes para que, con la celeridad del caso, se mantengan los estándares adquisitivos de las remuneraciones que han sido considerados por las partes colectivas al momento de celebrar los citados acuerdos”.

El nivel general del índice de precios al consumidor (IPC) representativo del total de hogares del país registró en mayo una variación de 2,1 por ciento con relación al mes anterior.

Según el Indec, el índice de salarios total verificó un incremento de 2,7% en abril de 2018 respecto de marzo de 2018, como consecuencia de la suba de los salarios registrados de 2,8% y de 2,3% en el sector privado no registrado.

En el primer trimestre de 2018, el coeficiente de Gini es de 0,440. El ingreso promedio per cápita de la población alcanzó los 10.381 pesos mensuales en este período.

Previo “Estamos convencidos de que tomamos el camino correcto”
Siguiente Mércuri: “Aspiro a ganar la intendencia”