“Se hizo justicia”, asegura la mamá de Érica

Ester Soriano señaló que el duelo por la muerte de su hija ya estaba hecho, pero con la condena a Daniel Lagostena llegó la tranquilidad.

Daniel Lagostena mató a Érica Soriano e hizo desaparecer su cuerpo. Así lo consideró la Justicia, que lo condenó a 22 años de prisión. El alivio llegó para la familia de la joven que estaba embarazada de  poco más de dos meses cuando fue vista por última vez, en agosto de 2010.

“El duelo por la muerte de mi hija lo tengo hecho hace rato, pero esto da una tranquilidad de que se hizo justicia”, destacó, en diálogo con Info Región, María Ester. El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 9 de Lomas de Zamora lo consideró responsable del delito de “homicidio en concurso ideal con aborto en contexto de violencia de género”, tal como habían solicitado la fiscal Marina Rocovich y el abogado de la familia Soriano, Marcelo Mazzeo, durante los alegatos.

El duelo por la muerte de mi hija lo tengo hecho hace rato, pero esto da una tranquilidad de que se hizo justicia

Tras escuchar la sentencia, fue todo emoción. Y recordó los momentos en lo que estuvo “al borde de perder las esperanzas”. “En el 2015 prácticamente vi que la causa se iba a archivar, pero no sé si fue Érica desde el cielo, pero pasó algo que cambió todo”, explicó a este medio.

Un pedido a los víctimas

“Ahora no va a lastimar a nadie, pero les pido a las mujeres que hablen, porque a diferencia de otros casos que la justicia puede intervenir, la violencia de género se gesta dentro de cuatro paredes y solo la víctima puede pedir ayuda”, reflexionó la mamá de Érica, pero llamó a las mujeres que sufren violencia de género a que hablen y cuenten lo que les está pasando para que puedan ayudarlas. “Si mi hija hubiera hablado, todo hubiera sido distinto, por eso las mujeres no se tienen que callar”, agregó.

La lupa puesta en las complicidades

El mes que viene se cumplen ocho años sin Érica. Desde un primer momento, la familia apuntó contra Lagostena y su entorno. Es que consideran que ha cómplices, que hicieron desaparecer el cuerpo de Érica. De hecho, durante el juicio se hizo hincapié en los vínculos del asesino con el crematorio y el cementerio de Lanús.

“No  hay dudas de que tuvo cómplices para hacer desaparecer a Érica”, insistió Ester, quien advirtió que van a seguir de cerca la investigación a Leonardo De Simone y la familia Lagostena.

 

Previo “La unidad de Cambiemos está asegurada”
Siguiente El campo confía en la palabra de Macri