Di Lorenzo: “Hubo un corto con la dirigencia”

El mediocampista de Temperley expuso el “malestar” que le generaron las largas negociaciones para sellar su renovación de contrato.

En medio de un mercado de pases con una importante actividad para Temperley, su público también estuvo en vilo por la renovación del contrato de Leonardo Di Lorenzo. El mediocampista finalmente llegó a un acuerdo con la dirigencia, aunque la firma llegó luego de un extenso período de tratativas.

A pesar de ya estar reintegrado al grupo, el surgido de San Lorenzo no dejó pasar lo vivido: “No me gustó cómo se manejó el proceso de negociaciones, pero ya pasó. Tomé la decisión de seguir pensando en lo que significa Temperley para mi carrera y en el cariño que me tiene la gente”.

“Hubo un corto en mi relación con los dirigentes y no se me irá de un día para el otro. El malestar lo tengo, pero hay una relación fluida y eso permitirá que el contacto se mantenga, porque tengo una responsabilidad dentro del plantel”, señaló Tiki Tiki, en diálogo con los medios.

Se habló de más con datos que no hacían falta

Diferencias

El deseo del jugador para continuar en el club iba en concordancia con el de los dirigentes, a quienes Gastón Esmerado les había comunicado que pretendía contar con Di Lorenzo. Sin embargo, las charlas entre las partes fueron acercando lentamente los números hasta que se llegó a un acuerdo, ya con la pretemporada iniciada.

En ese contexto, el mediocampista mostró su desacuerdo con situaciones que se dieron durante el proceso: “El club está en todo su derecho de cuidar su presupuesto, elegir a sus jugadores y lo que le paga a cada uno, pero me molestaron las formas. Se ventilaron cifras y dijeron cosas que no eran ciertas, eso no me gustó. En ningún momento pedí locuras, no estaba cobrando un sueldo de Primera y nunca salieron cifras ni me quejé”.

“Se habló de más con datos que no hacían falta. Dijeron que estaba especulando, pero hice lo mismo de siempre, porque mi contrato lo negocio yo y me siento de frente. Lo único que varió fue que me planté en una cifra que creía justa”, relató el zurdo.

Los problemas que surgieron en las conversaciones con la Comisión Directiva no impidieron la renovación, a raíz de la historia en común que une al mediocampista de 37 años con el club: “Me encantaría terminar mi carrera en Temperley jugando y estando bien físicamente, como me siento ahora. Hay cosas que uno no puede dejar pasar, tengo una postura de situaciones que no acepto”.

Más sobre este tema

Lo futbolístico

Los primeros amistosos de preparación ubicaron al creador de juego como parte del equipo alternativo, dentro del plantel que armó Temperley. En consecuencia, el período restante de pretemporada será una chance para que el experimentado se gane un lugar entre los 11 elegidos por el entrenador.

“Llegaron refuerzos de jerarquía para la categoría. Por lo que mostró el club en estos años debemos apuntar al ascenso, somos un grupo en formación y ojalá formemos un buen equipo, pero hay que ir de a poco”, concluyó Di Lorenzo.

Previo Gómez Cora pidió “ser contundentes con el plan”
Siguiente A quién le sirve desdoblar las elecciones bonaerenses