La policía baleada tiene muerte cerebral

El Ministerio de Salud indicó que su estado es irreversible. La familia adelantó que donarán los órganos.

Lourdes Espíndola, la oficial de la Policía Bonaerense que había sido baleada en un intento de asalto en Ituzaingó y que estaba internada en estado crítico en el Hospital Posadas, tiene muerte cerebral y su estado es irreversible.

En un comunicado, el Ministerio de Salud de la Nación informó que “a partir de las prácticas de rigor se ha determinado la muerte cerebral de la paciente. Y precisó: “Por decisión de la familia, se ha iniciado el proceso para la procuración de órganos a través del Incucai y Cucaiba, dando así la posibilidad de seguir viviendo a otras personas que están a la espera de un trasplante”.

El hecho

Ocurrió en el peaje Quintana de la Autopista del Oeste, donde la víctima, identificada por Lourdes Espíndola de 25 años, fue abordada por al menos dos delincuentes cuando esperaba el colectivo.

Espíndola forcejeó con los atacantes uno de los cuales le disparó en el cuello y le sustrajeron el arma reglamentaria, aunque no el dinero que llevaba encima y luego escaparon.

La investigación quedó a cargo de la Fiscalía N° 2 de Ituzaingó y la Jefatura Departamental de Morón. Por el momento no hay detenidos en la causa.

Previo Lanús quiere recuperar la sonrisa en la Copa Argentina
Siguiente Baradel: "No violamos ninguna conciliación obligatoria"