Vence la conciliación y docentes esperan la convocatoria

“El Gobierno no quiere resolver el conflicto”, advirtió a Info Región Miguel Ángel Díaz, de Udocba.

El conflicto docente en la Provincia sigue firme. Los reclamos por salarios que igualen, al menos, la inflación prevista para este año se escucharon con menos fuerza en los últimos días, signados por el reclamo de justicia por las muertes de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, a raíz de una explosión en una escuela de Moreno. Vence la conciliación obligatoria, por la cual el gobierno de María Eugenia Vidal impidió que se convocaran medidas de fuerza, y el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) advierten que las autoridades no tienen intenciones de resolver el conflicto.

“Cómo no quieren desgaste político pero tampoco quieren resolver esta situación van convocar antes del vencimiento para solicitar diez días más conciliación”, indicó el titular de UDOCBA, Miguel Ángel Díaz, en diálogo con Info Región.

Para el gremialista, “el Gobierno no quiere resolver el conflicto” y por esa razón “lo tira para adelante para prolongarlo”. “Con éste modelo económico, ya nos metieron en una situación muy grave donde hay muchos compañeros que están arañando la línea de la indigencia”, aseguró Díaz.

El 17 de agosto, se vence el plazo de la conciliación, que en caso de extenderse, se prolongará hasta el 27 de este mes. “Se mueven en el marco de una estrategia, no para solucionar los conflictos, sino para alargarlos”, expresó. “No resuelven los conflictos graves de la educación que no son solamente salariales si no como están los chicos y los docentes”, lamentó.

Problemas de infraestructura

Sobre los problemas de infraestructura en las escuelas de la Provincia, Díaz recordó que “la situación es alarmante” y lamentó la falta de “abordaje de parte de las autoridades provinciales y nacionales” respecto al tema. “Tuvimos que padecer un hecho profundamente doloroso como la muerte de dos compañeros y ni así dieron la cara”, manifestó.

Medidas de fuerza

Díaz anticipó que, de no haber acuerdo, continuarán las medidas de fuerza y que “está latente el paro de 72 horas”. “Fue abortado por este Gobierno y el reloj corre en su contra porque toda la sociedad pide por la solución”, contó. “Seguro que la situación se pondrá más dura, pero vamos a seguir insistiendo en nuestro reclamo junto a los demás gremios”.

Previo “La insistencia de UC es para tapar la mugre de ellos”
Siguiente CAME envió propuestas al Gobierno por la situación de las pymes