El traspaso de Edesur y Edenor “no mejorará el servicio”

El análisis de Osvaldo Bassano, de ADDUC; Héctor Polino, de Consumidores Libres; y Pedro Bussetti, de Deuco.

Foto: Mario Mosca

Las asociaciones que defienden los intereses de los consumidores consideraron que el traspaso de las empresas Edesur y Edenor a los gobiernos provincial y porteño “no significará ninguna mejora en el servicio”.

Así lo enfatizaron a Info Región el titular de ADDUC, Osvaldo Bassano, y el referente de Consumidores Libres, Héctor Polino. Ambos remarcaron que “el servicio que brindan las empresas es absolutamente pésimo”.

El traspaso fue confirmado en los últimos días por el presidente Mauricio Macri, quien explicó que “la medida responde a un reclamo de gobernadores” en el marco de las negociaciones sobre los recortes que se aplicarán en el Presupuesto 2019.

“El servicio no va a mejorar nunca”

Bassano explicó que “va a ser difícil que la provincia de Buenos Aires y la Ciudad controlen empresas que prestan servicios por fuera de sus territorios” y que para eso “deberían modificarse los contratos de concesión”.

“Estos problemas jurisdiccionales van a significar inconvenientes en cuanto a quiénes se van a hacer cargo de las obras que tanto hacen falta y que representan tantos dolores de cabeza para la gente. Eso y los subsidios. El servicio no va a mejorar bajo ningún aspecto”, advirtió el referente de ADDUC.

En este sentido, opinó que “lamentablemente ningún cambio va a ser en beneficio de la gente” y que el traspaso presenta una “inviabilidad” en términos de control.

Las empresas hay que estatizarlas

Por su parte, Polino –referente de Consumidores Libres- coincidió con Bassano en que el servicio “no va a mejorar” aunque se efectivicen los traspasos y opinó que “la única solución para que el servicio mejore es que el Estado se haga cargo o que otras empresas asuman la responsabilidad de Edesur y Edenor.

“Lo que hay que hacer es que el servicio pase al Estado o rescindir el contrato con estas empresas y que se hagan cargo otras. Porque de lo contrario no va a mejorar la cosa. Es fácil que nación se saque de encima las empresas, pero habría que preguntarle a las otras administraciones si tienen los recursos para hacerse cargo”, aseveró.

Además, señaló que “es una incógnita quién se va a hacer cargo de afrontar los subsidios (reducidos) que hoy aporta el gobierno nacional” y que “eso puede implicar en un nuevo impuesto en Provincia o la Ciudad para afrontar ese gasto, algo que de una manera u otra perjudica a la gente ya que el servicio es difícil que mejore con las mismas empresas a su cargo”.

Incertidumbre y falta de control

Por último, el referente de la asociación Defensa de Usuarios y Consumidores, Pedro Bussetti,  advirtió que todavía no tuvieron “mayores precisiones” sobre cómo se van a efectuar los traspasos y señaló que “a priori pareciera que el servicio no va a mejorar con esta iniciativa”.

Además, señaló que “hay preocupación” porque según las principales versiones el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE)  “dejaría de ser controlador de Edesur y Edenor, con lo cual los millones de usuarios no tendrían ente regulador de servicios eléctricos”, situación que “deja en situación de desamparo a la gente”.

“Los usuarios quedarían imposibilitados de poder reclamar por un correcto servicio. De hecho, actualmente sus oficinas siempre están abarrotadas. Indudablemente si el traspaso empieza con este panorama los resultados a futuro no se presentan muy prometedores”, aseveró.

También te puede interesar

Previo Van a la Justicia por el Fondo Federal Solidario
Siguiente Lanús: Escrache en un colectivo