Continúa la lucha para poder viajar a Bariloche

Padres y alumnos buscan recaudar fondos para hacer frente a los gastos adicionales en el viaje de egresados, tras la quiebra de Snow Travel.

A pesar de que el Ministerio de Turismo de la Nación confirmó que los chicos que habían contratado su viaje para 2018 con la empresa Snow Travel tienen garantizado su viaje a Bariloche, el viaje que ofrece la cartera es básico y la mayoría de los colegios habían contratado adicionales como excursiones, servicio hotelero, ropa de abrigo, pistas, transporte aéreo, fiestas temáticas, entre otros.

Es por este motivo que cientos de estudiantes junto a sus familias continúan realizando actividades para recaudar fondos y poder re-pactar con el nuevo operador designado por Turismo la contratación original y agregar dinero.

El monto extra que tendrían que pagar las familias sería de entre los 6 a 15 mil pesos por alumno, que se sumaría a los cerca de 40 mil que abonaron inicialmente.

Ante esta situación, los padres se ven acorralados en una situación complicada porque tienen que pagar por servicios que ya habían sido abonados y, en el caso de que queden los servicios básicos, son varios los días en que los chicos no tienen paseos ni actividades de recreación. De esta manera, se realizaron y se realizarán ferias americanas, ventas de comida, rifas y eventos musicales para poder enfrentar los gastos adicionales del viaje.

En la Región, algunos colegios afectados son el Instituto El castillo de Lanús; el Inmaculada Concepción de Lomas; el Bertrand Russell de Banfield; el Vicente Pallotti y el Santa Inés, de Turdera; el Modelo Mármol, de José Mármol; el Nuestra señora de Luján, de Adrogué; y el Nuestra señora del Huerto, Colegio Belgrano y el Eccleston de Temperley, entre otros.

“Tenemos que pagar más de 6 mil pesos para que puedan viajar. Además de lo que ya pagamos, que nos costó mucho esfuerzo, ahora le tenemos que sumar esto. Es una locura pero no tenemos otra alternativa”, señaló en diálogo con Info Región Carina Cloque, madre de una estudiante del Colegio Inmaculada Concepción.

Previo “Ya recibimos 85 llamados por los cuadernos"
Siguiente Espacios culturales advierten que la situación es "alarmante"