“El Gobierno quiere disciplinar a los trabajadores”

La secretaria Adjunta de Suteba, Silvia Almazán, celebró el fallo judicial que prohibió aplicar una millonaria multa al gremio.

La secretaria Adjunta de Suteba, Silvia Almazán, resaltó el fallo de la Justicia que le ordenó al gobierno de María Eugenia Vidal “abstenerse” de cobrar una multa de 650 millones de pesos al gremio por el incumplimiento de una conciliación obligatoria.

El Tribunal de Trabajo N° 3 de La Plata, conformado por Carlos Gramuglia, Liliana Badi y Enrique Catani, hizo lugar a la demanda presentada por Suteba. La multa fue por la medida de fuerza realizada los días 30 y 31 de julio convocada por CTERA.

“Fueron jornadas de lucha y medidas de fuerza en el marco de la CTERA y no estábamos invalidando la conciliación de la Provincia. Desde el gobierno quieren disciplinar a los trabajadores de la educación en una lucha por el salario digno”, señaló la gremialista en diálogo con Info Región.

Reunión paritaria

De cara a una nueva reunión con el Ejecutivo bonaerense, la dirigente advirtió que los docentes tienen “el salario congelado desde el 2017 y un inicial de doce mil pesos”.

La última reunión fue el 23 de julio, cuando el Ejecutivo propuso un incremento del 15 por ciento hasta julio, más 1,7 en concepto de material didáctico, y el compromiso de una nueva convocatoria a partir de agosto para volver a negociar, pero la oferta fue rechazada por los gremios.

“La propuesta salarial se reiteró durante todo este semestre. Nosotros tenemos un salario del maestro, del que recién se inicia congelado al mes de diciembre en 12.500 pesos. Es decir la mayoría de los maestros y maestras de la provincia de Buenos Aires están en condiciones de pobreza”, apuntó.

Y agregó: “Esperamos que a la hora de hacer el ofrecimiento salarial el Gobierno tenga en cuenta que el salario de los docentes se ha visto muy deteriorado por la inflación”.

Infraestructura

Almazán adelantó, por último, que otro de los puntos a tratar en la reunión es la situación de infraestructura porque “más del 70 por ciento de las escuelas presentan riesgos edilicios”.

Recalcó, en este punto, que “la mejor forma para homenajear” a Sandra Calamano y a Rubén Rodríguez, las víctimas de la tragedia de Moreno, “es seguir en la lucha y trabajar por las condiciones en las que tienen que aprender los estudiantes”.

Previo Diez detenidos por drogas en Lanús
Siguiente El Senado aprobó la extinción de dominio y vuelve a Diputados