El FR insiste con el control sobre productos de la canasta básica

Frente al desplome de la economía, los anuncios de nuevos tarifazos y la suba de los precios, el diputado Daniel Arroyo reclamó que se garantice la estabilidad sobre, al menos, 11 productos.

“Lo mínimo que el Gobierno debe hacer ya es controlar el precio de los 11 productos de la canasta básica”, advierte Daniel Arroyo, diputado del Frente Renovador y ex ministro de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires.
El reclamo del FR se renueva frente a la situación de crisis que se puede vislumbrar a diario y es confirmada por los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) y consultoras privadas.

El Indec anunció ayer que la actividad económica tuvo un fuerte descenso en junio al caer 6,7 por ciento con relación a igual período del año pasado. Respecto a mayo, la caída fue de 1,3 por ciento. Ese mismo día precisó que una familia de cuatro miembros necesitó 20.134,07 pesos para superar el umbral de pobreza en julio de 2018, mientras que precisó 8.118,57 pesos para no ser indigente.

A los aumentos de precios, que se profundiza por las subas del combustible mensuales (en algunos casos, dos por mes) y el aumento de servicios públicos. El transporte público se ajustará una vez por mes (agosto, septiembre y octubre) pero el Gobierno no descartó nuevos aumentos; mientras que la luz subirá un 24 por ciento.

Suben los alimentos, se para la actividad económica, las familias se endeundan, el Estado se retira y cada uno se arregla como sea

“La situación social está muy mal. Suben los alimentos, se para la actividad económica, las familias se endeundan, el Estado se retira y cada uno se arregla como sea. Lo mínimo, lo básico que el Gobierno debe hacer ya es controlar el precio de los 11 productos de la canasta básica”, reclamó el legislador massista.

La propuesta es la que el espacio presentó el año pasado: la eliminación del impuesto a los ingresos brutos en los 11 productos de la canasta básica familiar y mantenerlos estables; crear un consejo de monitoreo de precios; limitar y penalizar las prácticas abusivas; organismos de control rápidos y eficientes, y controlar y generar mayor competencia en las góndolas.

Los productos alcanzados por la propuesta son pan, arroz, harina de trigo, fideos, papa, azúcar, carne, huevos, leche, aceite y yerba. Vale recordar que un informe de Consumidores Libres dio cuenta de una fuerte suba de los insumos primarios, en el marco de una situación en la cual las familias tienden a elaborar los alimentos en las propias casas en lugar de comprarlos hechos.

Previo Confirman faltante de vacunas contra la meningitis
Siguiente Aprehendieron a una mujer por abandono de persona