Por reiterados robos, cerró la calesita de Casa MANU

Sufrió el tercer robo en los últimos 45 días. “Ya no hacemos qué hacer”, lamentaron desde el hogar.

La calesita de Casa MANU, ubicada en la Plaza 25 de Mayo de Luis Guillón, estará cerrada hasta nuevo aviso debido a los reiterados robos que sufrió. En 45 días, fue robada tres veces, pero en los siete años que la manejan se contabilizan 10 hechos.

La directora del hogar de Monte Grande, Silvia Casas, explicó que la calesita estará cerrada hasta nuevo aviso y expresó que la lucha para que la calesita se siga sosteniendo “se está haciendo muy difícil”.

Según indicó,  en julio hubo un robo muy importante porque les sacaron el motor de la calesita. Luego del asalto, un grupo de vecinos de Luis Guillón que promueve que no desaparezca la calesita juntaron el dinero para que puedan comprar el motor. “Vino el técnico para hacer la instalación y cuando va a colocar el motor se encuentra con que nos robaron todo el cableado eléctrico, nos arrancaron las luces led. Más de 50 metros de cable nos robaron”, relató.

“Ya no sabemos qué hacer”

La directora del hogar señaló que la solidaridad de los vecinos “es maravillosa”, pero lamentó que el esfuerzo no sirve si “el vandalismo, que es el foco del problema, no se combate”. “La calesita no puede funcionar. Ahora sigue parada y nosotros seguimos sin respuestas. La comisaría que está a pocos metros no tiene cámaras.Hay una desidia con respecto al vandalismo y sinceramente no sabemos qué hacer, qué decisión tomar”, manifestó.

“Nosotros estamos luchando para que la calesita se siga sosteniendo. Nosotros estamos cobrando la vuelta la mitad de lo que lo cobran en cualquier otra plaza de Monte Grande. Lo hacemos para que la gente pueda llevar a sus niños en una dura situación económica como esta y no gastar lo que se gasta en otra calesita. El vandalismo nos está ganando, y es muy triste”, concluyó.

Previo El Tallarín se medirá con el Quemero
Siguiente El Granate se quiere recuperar