“Salir a ganar en todas las canchas”, el objetivo de Díaz

El arquero de Los Andes lamentó el traspié en casa ante Independiente Rivadavia de Mendoza, aunque apuntó a no desviarse del camino.

Los Andes cayó el sábado 1-0 como local de Independiente Rivadavia de Mendoza, en lo que correspondió al partido estreno del elenco de Lomas de Zamora en el Nacional B. El tanto de la Lepra llegó en el final a partir de un penal y generó polémica en el desenlace del encuentro que fue desfavorable al Milrayitas.

En ese sentido, el conjunto conducido por Gabriel Lobos tendrá el desafío de redireccionar el rumbo rápidamente cuando, por la segunda fecha, visite a Quilmes en un partido programado para el lunes, desde las 21:05, en el Estadio Centenario.

Sobre lo que dejó la derrota y como esperan encarar lo que viene, Federico Díaz, en contacto con la prensa, opinó: “En la cabeza de nosotros está la idea de salir a ganar en todas las canchas, este resultado no va a cambiar nuestro pensamiento, ni la forma de trabajar”.

Nota relacionada

El desarrollo

Los Andes salió a la cancha con mayor ímpetu que los mendocinos. Con el correr de los minutos, el desgaste se notó y el local pagó con un juego que se hizo trabado y con pocas llegadas. En ese contexto confuso, una jugada aislada a los 40 del complemento, le dio el triunfo a Independiente Rivadavia, que fue certero y supo sostener el envión final del albirrojo.

En ese sentido, la acción llega desde una barrida de Sergio Sagarzazu en el borde del área, ante la duda si fue dentro o fuera de la zona delimitada, el árbitro Ramiro López se inclinó por pitar la pena máxima y, de esa manera, Cristian Lucero convirtió el tanto que le dio los tres puntos a la Lepra.

Al respecto, el arquero de Los Andes, evaluó la situación: “Si era de visitante no hay chance que la cobren, me sorprendió cuando lo sancionó porque veo que Sergio (Sagarzazu) se tira y llega a la pelota, de repente escucho el silbato y de atrás no se vio así”.

La prueba

El alejamiento de Maximiliano Gagliardo (se sumó a Arsenal de Sarandí) le dio la chance a Federico Díaz de hacerse cargo de los tres palos del Milrayitas. En la disputa con Leandro Requena, el jugador sabe que deberá demostrar cuanto antes para consolidarse en el puesto.

Finalmente, en torno a su actuación y la del equipo, Díaz concluyó: “Entré un poco ansioso y eso me jugó una mala pasada, después con el correr de los minutos el equipo me dio confianza y me sentí más cómodo. De atrás vi que hicimos un partido bárbaro, no sufrimos sobresaltos, generamos situaciones de gol e intentamos construir juego por las bandas y por el centro, el resultado es inmerecido”.

Previo Los Pumas, con la cabeza puesta en los All Blacks
Siguiente El Tricolor retornó a las prácticas