El ballet Raíces del Sur celebra sus 20 años

Se presentarán el 16 de septiembre, desde las 19, en el Teatro Municipal de Lomas de Zamora con “Si no hay pan que haya circo”.

El ballet Raíces del Sur cumple 20 años y lo celebra a lo grande con la presentación del “Si no hay pan que haya circo” en el Teatro Municipal de Lomas de Zamora, un espectáculo que a través de la danza, la música y el circo busca “denunciar las injusticias y destacar las reivindicaciones sociales”. La cita es el 16 de septiembre desde las 19. Ya se pueden retirar gratis las entradas.

El ballet nació en 1998 en un taller de la Escuela 41° de Lomas de Zamora por iniciativa de Nancy Carpinelli y Fabián Albarracín, actuales directores del espacio, y un grupo de jóvenes que buscaban dar vida a un movimiento artístico que involucre distintos ámbitos del campo popular como la danza, el teatro y la historia latinoamericana, para crear cuadros coreográficos que revaloricen “el acervo cultural y el sentido nacional”.

Carpinelli contó que el ballet se gestó en los talleres de la escuela 41 “un poco como un juego”, en un momento difícil para el país. “Comenzó cerca del año 2000 para contener a los chicos que andaban por la calle y que después de la escuela por ahí no tenían otras actividades porque la situación económica no lo permitía”, expresó en diálogo con Info Región.

Muchos de esos chicos que los acompañaron en los primeros días todavía están con ellos y se van a presentar en la celebración de 20 años de trabajo, diversión y contención.

“Nunca pensamos que ese proyecto se iba a transformar en un ballet que persistió en el tiempo y que fue cambiando las formas de decir las cosas. A medida que pasó el tiempo le fuimos dando sentido y una temática a las obras que fuimos armando”, destacó.

“Empezamos desde hace 20 años desde un tallercito de danza y hoy hemos encarado nuestro trabajo más a la denuncia de las injusticias y de las reivindicaciones sociales”, sentenció.

Previo Multitudinaria marcha docente al Congreso
Siguiente Policías salvaron a una beba tras practicarle RCP en Burzaco