Doce años sin Julio López: “Cada año sin mi viejo lo sufro como el primer día”

Así lo expresó Rubén López, hijo de Jorge Julio López, al cumplirse 12 años de su desaparición en plena democracia.

En diálogo con Info Región, Rubén López, hijo de Jorge Julio López, expresó que “cada año que pasa” sin su padre lo “sufre como si fuera el primer día”, en el marco del aniversario número 12 de su desaparición.

“A pesar de la experiencia en estas horas nos ponemos más molestos y con la bronca del primer día. A veces uno puede pensar que hay cosas que supera, pero no, vuelve la ansiedad y todas esas sensaciones como en el primer momento. Es una suma de situaciones. Cada año se vuelve al primer día, pese al paso del tiempo”, expresó López a este medio.

Es que en la jornada de hoy se cumplen 12 años de la desaparición de Jorge Julio López, quien era testigo en el juicio que condenó al represor Miguel Etchecolatz a prisión perpetua por los aberrantes delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura cívico-militar.

El 18 de septiembre de 2006, salió de su domicilio en el barrio Los Hornos de La Plata, para presenciar la audiencia de alegatos que se desarrollaba en los Tribunales Federales de esa ciudad y nunca más se lo volvió a ver.

Cada año que pasa las expectativas son las de siempre: que suene el teléfono y me digan que encontraron a mi viejo”, remarcó Rubén, quien además agradeció el “enorme acompañamiento de la gente en estos 12 años”, ya que –según afirmó- “son un motor para seguir adelante”.

“Cada año que pasa las expectativas son las de siempre: que suene el teléfono y me digan que encontraron a mi viejo”

La cárcel de Etchecolatz

En los últimos dos años el principal sospechoso de la desaparición de López, el represor y genocida Miguel Etchecolatz fue beneficiado en varias oportunidades por prisiones domiciliarias en las distintas causas que afronta por delitos de lesa humanidad.

Si bien los fallos no prosperaron, cada una de esas noticias golpearon fuerte a la familia López. “Estuvimos mes tras mes luchando contra cada fallo, constantemente en la calle. No podíamos creer que eso estuviera pasando”, reconoció, al tiempo que agregó: “Por lo menos ahora está en el lugar que corresponde: en una cárcel común”.

Sobre su relación con el gobierno

Por otra parte, López se refirió a su vínculo con el gobierno que conduce el presidente Mauricio Macri y advirtió que no lo apoyaron “de ninguna manera”. “El acompañamiento fue nulo desde el primer momento”, advirtió. Asimismo, reconoció que en la provincia de Buenos Aires con la Secretaría de Derechos Humanos han realizado algunas iniciativas importantes.

Previo Ya son 10 las víctimas fatales por estreptococo
Siguiente Gioja: “Cuando no hay pan, hay circo”