La advertencia de la UIA al Gobierno

“Los sectores que más están sufriendo y que están a menos de la utilización de la capacidad instalada del 60 por ciento son las economías regionales”, señalaron.

La crisis pega fuerte, los salarios no alcanzan y el consumo se frena. En este escenario, el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes De Rioja, advirtió que el sector fabril está en un “promedio de actividad bajo” y puntualizó que los sectores que “más están sufriendo” son las economías regionales.

La industria está en un promedio de actividad bajo”, subrayó el también titular de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL). “Los sectores que más están sufriendo y que están a menos de la utilización de la capacidad instalada del 60 por ciento son las economías regionales, especialmente las pymes regionales“, apuntó.
Además, indicó que el sector alimenticio registró una caída de entre “5 y 7 por ciento”, lo cual consideró que “es mucho porque es una contracción de consumo”.

Esta preocupación expuesta se suma al reclamo de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). En los primeros días del mes, Gerardo Díaz Beltrán se reunió con el presidente Mauricio Macri y expresó el malestar por la situación que atraviesan las pymes. “Se nos hace imposible subsistir”, sostuvieron.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó que en julio la actividad de la industria manufacturera retrocedió un 5,7 por ciento respecto al mismo mes del año 2017.

En el acumulado de los primeros siete meses de 2018 en su conjunto, el estimador mensual industrial (EMI) alcanza el mismo nivel que en igual período del año anterior, por lo que registra una variación interanual de 0,0 por ciento, señaló el informe, pero aclara que “en julio de 2018 se registra una disminución de 5,7% respecto al mismo mes del año pasado.

Para la comparación de julio de 2018 con respecto al mismo mes de 2017, se observan disminuciones en la refinación del petróleo (-20,9%), la industria del tabaco (-13,9%), la industria textil (-12,9%), los productos de caucho y plástico (-11,9%), la metalmecánica, excluida la industria automotriz (-11,9%), la elaboración de sustancias y productos químicos (-9,6%), la edición e impresión (-6,1%), el bloque de papel y cartón (-3,8%), la industria alimenticia (-1,8%) y los productos minerales no metálicos (-0,8%). Por otra parte, se registran subas en las industrias metálicas básicas (13,0%) y en la industria automotriz (12,9%).

Previo El Tricolor no pudo en casa
Siguiente San Albano volvió al triunfo