“Esto no es sólo mío”, resaltó Vico

El técnico del Tricolor llegó el domingo a los 400 partidos al frente del equipo en el empate con Los Andes y destacó el trabajo de sus compañeros.

Pablo Vico escribió una hoja más en su historia y en la de Brown de Adrogué. El técnico llegó el domingo a los 400 partidos al mando del equipo, en el empate 0-0 del Tricolor y Los Andes por la 4º fecha del Nacional B.

Previo al inicio del encuentro, el entrenador fue homenajeado con una camiseta especial con su imagen y una plaqueta que hacía referencia a su elección como Personalidad Destacada del Deporte de Almirante Brown en 2015. El intendente Mariano Cascallares, junto a parte del Gabinete municipal, estuvo presente en la ceremonia.

“Fue todo muy emotivo. Me cansé de lagrimear, de llorar. Esto es de todo el cuerpo técnico, que siempre estuvo al lado mío, y de los dirigentes que siguieron una línea. Cuatrocientos partidos no es poco, son diez años al mando de un equipo, de una institución. En el fútbol moderno de hoy es muy difícil conseguirlo”, destacó el técnico, en diálogo con Info Región.

Trabajo y superación

Vico es la imagen viva del Tricolor. El entrenador tuvo toda una vida en la institución. Desde su llegada al banco de suplentes hasta su casa y su familia.  Algunos golpes lo hicieron superarse, como el fallecimiento de su hijo Cristian en 2015, pero el entrenador siguió al mando del equipo y pudo festejar los 400 encuentros dirigidos. “El apoyo de la gente y todo lo que me hace sentir después de tanta desgracia mía es muy importante para mí. Estoy contento y feliz. Se lo dedique a mi hija que no pudo venir y a él, que mira desde arriba y está conmigo”, indicó.

“La coherencia de los dirigentes fue fundamental. No fueron todos momentos felices y ellos apoyaron igual. Hubo momentos en los cuales las cosas no salían y seguimos adelante.  Presenté la renuncia después de un descenso y el presidente nos pidió que nos quedáramos, y al año siguiente ascendimos. Yo creo que no ves esta calidad de trabajo en el futbol argentino. Estoy agradecido de la coherencia de los dirigentes y al apoyo de la gente. También tengo presente en la mente a todos los jugadores que hicieron algo por Brown”, analizó.

El futuro

Brown se encuentra con un andar irregular en el Nacional B ya que, a pesar de comenzar con dos triunfos el torneo, viene de perder y empatar sus últimos compromisos. Sin embargo, todos los ojos están puestos en el miércoles, ya que jugará ante Central Córdoba de Santiago del Estero, por los octavos de final de la Copa Argentina.

Luego de hacer historia y eliminar a Independiente, los dirigidos por Pablo Vico quieren pasar de ronda para continuar en el certamen y cruzarse con otros equipos de primer nivel, como Boca o River.  El entrenador, en tanto, tiene la mente puesta no solo en esta copa sino también en el torneo, con un claro objetivo por cumplir.

“Yo no digo que soy una leyenda. Trato de hacer las cosas de la mejor manera posible para subsistir y quedarme. Ojalá la vida me acompañe para otros 400 partidos en Brown de Adrogué y pueda verlo en otra categoría más arriba. Ahí sí, doy las gracias y me voy. Me encantaría dejar a Brown en una división arriba. Nosotros, los jugadores y los dirigentes trabajamos para que eso ocurra”, concluyó Vico, en dialogo con este medio.

Previo "La Monja" se mantiene imbatible
Siguiente Macri negó la posibilidad de un default y habló de reelección