Jornadas solidarias para reabrir la calesita de Casa MANU

Sufrió tres robos en 45 días y tuvo que cerrar sus puertas. Los “Amigos de la calesita” dan una mano. ¿Cómo ayudar?

La calesita de Casa MANU, ubicada en la Plaza 25 de Mayo de Luis Guillón, reabrirá sus puertas gracias al trabajo solidario de voluntarios agrupados en “Amigos de la calesita”. El juego sufrió el robo del motor en el último de una serie de robos que, por un momento, le hicieron bajar los brazos a los responsables del hogar.

Casa MANU tiene el comodato de la calesita hace casi siete años. Durante todo este tiempo fue asaltada diez veces, pero en en el último tiempo sufrió tres robos en un lapso de 45 días.

La reapertura es en gran parte gracias al trabajo voluntario de los “Amigos de la calesita”, un grupo de vecinos que dieron una mano para reacondicionar el espacio y comenzar con los preparativos para garantizar el funcionamiento lo antes posible.

La primera jornada de los Amigos de la calesita se realizó este domingo y desde Casa MANU invitan a todos aquellos que se quieran sumarse a las próximas dos fechas, que serán el domingo 7 y el lunes 15 de octubre. Para participar hay que anotarse a través de prensa@casamanu.org.ar o telefónicamente: 4281-1116.

Además, se puede colaborar a través de la Feria Americana Solidaria a total beneficio que organiza el hogar para acompañar el sostenimiento diario del Hogar con la venta de ropa, calzado, juguetes, libros y mucho más. Consultá las fechas a través de sus redes sociales.

La misión

Casa MANU es una organización sin fines de lucro que nació para ayudar a los niños que viven con VIH o Sida y se encuentran en estado de abandono de persona. La actividad principal de la Asociación es el hogar de niños que funciona en Weinman 670, Monte Grande, pero al mismo tiempo, desarrolla actividades de prevención del vih/sida brindando Talleres en Escuelas, Profesorados, Clubes, Colonias de vacaciones, Empresas y en el lugar que la comunidad lo requiera, también trabaja contra la estigmatización que produce la enfermedad en la sociedad.

“La infección por el VIH afecta a los niños indirectamente porque muchas veces quedan huérfanos o son abandonados cuando el virus deteriora la salud de uno o ambos padres. Por lo tanto no hay un medio familiar que pueda hacerse cargo, es entonces cuando la situación desborda a tribunales de menores, instituciones, y servicios religiosos que son los lugares frecuentes por donde transitan estos niños”, indicaron desde la ONG.

Previo Para Cambiemos, el paro fue impulsado por “pequeños sectores”
Siguiente Protesta y corte en Banfield