Banfield empató sobre el final en Tucumán

El Taladro igualó 1-1 como visitante de San Martín, en un partido correspondiente a la 7° fecha de la Superliga.

Banfield obtuvo un empate agónico este lunes al sellar un partido 1-1 ante San Martín de Tucumán, en lo que significó la 7° fecha de la Superliga. Con este resultado, los conducidos por Julio César Falcioni, hilvanaron su segunda parda consecutiva.

El tanto sobre el final que le dio un punto a los de Peña y Arenales lo anotó el ex Quilmes Adrián Calello, para el lado del dueño de casa había abierto la cuenta en la primera etapa Nicolás Giménez.

El partido

En el arranque las variantes fueron igualadas para ambos lados. Ni uno ni otro se adueñó de las circunstancias, aunque el Santo fue el que más adelante estuvo en el campo. Con esa tónica La primera aproximación fue sobre los 20 con un remate de media distancia que contuvo sin problemas Mauricio Arboleda.

Pese a la pasividad del trámite, los tucumanos fueron en busca del desequilibrio en el marcador y lo forzaron a los 35, momento en que Giménez maniobró de media vuelta en el borde del área y descolocó al arquero colombiano del Taladro para estampar el 1-0.

Parados en el segundo tiempo, Banfield salió obligado a evitar la derrota. Con empuje y adelantados en el terreno, el equipo albiverde tuvo la más clara cuando, a los 55, Renato Civelli estrelló un cabezazo en el travesaño luego de aprovechar un centro de Luciano Gómez.

Finalmente, de tanto insistir, los del Emperador igualaron el partido a través de una muy buena definición de volea de Callelo, quien recibió una asistencia del sector derecho y festejó para Banfield. La última fue un tiro libre de Claudio Bieler que se fue apenas desviado a favor de San Martín, por lo que el empate fue final en la Ciudadela.

Lo que viene

El camino del Taladro le depara un duro encuentro el próximo fin de semana, escenario en el que recibirá a San Lorenzo por la octava fecha del torneo y también donde intentará volver al camino del triunfo

Previo Los Andes  trabaja a contra reloj
Siguiente A Brown se le escapó en la última