Violento asalto al fiscal Schafer en Turdera

Ocurrió el viernes pasado y los delincuentes fueron detenidos. El fiscal fue maniatado y golpeado.

El fiscal de Lanús Sergio Schafer fue maniatado y golpeado por dos delincuentes armados que le cometieron una “entradera” en su casa de Turdera y que finalmente fueron detenidos por efectivos de la Policía de la Provincia.

Fuentes policiales revelaron que el hecho se produjo el viernes pasado alrededor de las 15 cuando Schafer, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 2 descentralizada de Lanús y dependiente del Departamento Judicial de Lomas de  Zamora, fue sorprendido en su vivienda ubicada en el cruce de Zapiola y Segurola de Turdera.

Personal policial del Comando de Patrullas de Lomas de Zamora, que recorría la zona recibió el alerta del 911, luego del llamado  de un vecino, y se dirigió al lugar.

Mientras uno de los efectivos tocó timbre otros fueron para el costado lateral de la casa, y fue en ese momento que los  delincuentes escaparon por la parte trasera saltando de techo en  techo, indica la agencia NA. Vecinos se alertaron por el grupo de Whatsapp, creado para defenderse de la inseguridad y estar conectados, que estaban caminando por los techos.

Los uniformados pidieron refuerzos y entre ellos se sumó  personal de la Policía Local de Lomas de Zamora, además de la  comisaría de la zona. Al entrar en la vivienda vieron al fiscal maniatado y golpeado  y fue él que les comentó que eran dos los asaltantes, que se llevaron dinero y otros objetos de valor y que al escuchar a la Policía llegar escaparon por los fondos de la casa.

Al subir al techo, uno de los policías vio a los dos delincuentes huyendo por los techos de las viviendas vecinas, uno de ellos armado, contó un vocero. El uniformado decidió iniciar una persecución saltando de patio en patio y de techo en techo junto a otro efectivo, mientras el resto del personal rodearon toda la manzana en un operativo cerrojo.

Uno de los delincuentes saltó un paredón, luego subió a la parte de arriba de una casa y fue en ese entonces que un vecino de la calle Esquiú lo vio cuando bajaba en su domicilio y salió rápido para avisar a los efectivos que estaban en la calle. Fue así que tanto los dos policías que corrían por los techos como los que estaban afuera y entraron a ese domicilio lograron reducirlo y lo metieron en el patrullero.

Posteriormente, divisaron al otro ladrón trepando por los techos y saltando a una casa con árboles, situada en la calle Patricios, donde fue hallado por el dueño de la vivienda, quien al igual que el otro vecino salió y llamó al personal que estaba en los alrededores de la manzana. Implementando el mismo operativo, los uniformados sorprendieron al otro sujeto cuando estaba en un primer piso de un casa y le exigieron que bajara. El ladrón saltó con el objetivo de seguir escapando, pero fue reducido por los uniformados.

A los delincuentes les secuestraron 801 dólares, 5.000 pesos y dos relojes, uno marca Emporio Armani y otro Rolex, y una billetera que en su interior contenía 70 dólares 570 pesos y una tarjeta SUBE a nombre del delincuente. Todos los objetos incautados, a excepción de la tarjeta SUBE -era del ladrón-, fueron reconocidos como propios por el trabajador judicial.

Posteriormente, los efectivos buscaron por las viviendas recorridas por los sujetos y hallaron un control remoto con la llave de un portón, que eran también de Schafer, luego hallaron una gorra, dos teléfonos celulares, 2.500 pesos y una pistola calibre 9 milímetros con ocho cartuchos del mismo calibre, que habría sido utilizada en la “entradera”.

Los delincuentes tienen 22 y 29 años, uno vive en Villa Fiorito, partido de Lomas de Zamora, y el otro en Villa Caraza, distrito de Lanús.

Previo Moyano pide reabrir paritarias y amenaza con nuevas medidas de fuerza
Siguiente Buscan que el 30 de noviembre sea feriado, por el G20