CTERA parará por un “recorte brutal” del presupuesto educativo

Sonia Alesso advirtió que el ajuste se ve plasmado en el proyecto de Presupuesto 2019. El 24 hay paro y movilización.

La Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) confirmó un paro, con movilización, para el 24 de octubre por  “un ajuste brutal en educación”, plasmado en el proyecto de Presupuesto para  el año próximo.

En declaraciones a Info Región, Sonia Alesso advirtió que “va significar un ajuste en educación con 77 por ciento menos en infraestructura escolar, 68 por ciento menos en edificios de jardines de infantes”. “Ante el recorte brutal del presupuesto educativo, vamos a parar y movilizar al Congreso en manifestación contra el ajuste en el área de educación”, apuntó la dirigente gremial docente.

Alesso indicó que además de la medida de fuerza, los diferentes secretarios gremiales de Ctera de todo el país realizan entrevistas con legisladores “para presentar el informe elaborado para plantear el tema presupuestario”. “No podemos aceptar un Presupuesto que prevé semejante ajuste en educación”, aclaró.

Conflicto salarial

Desde Ctera insisten con la convocatoria a paritaria nacional, eliminada por decreto, para que los conflictos provinciales tengan resolución. “El conflicto paritario no está resuelto en la Provincia, en Capital, en Jujuy, Mendoza, Tierra del Fuego y muchas provincias argentinas. Estamos muy preocupados porque hablamos de un año donde el aumento de la inflación está por encima del 40 por ciento”, alertó.

“La situación es muy complicada. Hay que tener en cuenta que en algunas provincias el aumento salarial es del 15 por ciento o en algunos casos menos”, contó. En la provincia de Buenos Aires, el conflicto persiste y se profundiza. De hecho, el Frente de Unidad Docente Bonaerense realiza un  paro de 48 horas, en reclamo de una mejora salarial  que contemple la inflación prevista y cláusula gatillo. Suteba es el único sindicato que integra la CTERA, motivo por el que también para el 24.

En la última medida  de fuerza convocada por la central con alcance nacional, el Sindicato Único de Docentes de la provincia de Buenos Aires adhirió y enfrentó un nuevo cruce con las autoridades, que intentaron multarlo porque regía -en el marco del conflicto provincial- una conciliación obligatoria.

Previo Desarticulan banda narco en Monte Grande
Siguiente Ordenan restablecer la vacuna contra la meningitis