Dolor en el último adiós a Sheila

Los restos de la pequeña asesinada fueron inhumados en el cementerio de San Miguel. La autopsia determinó que fue ahorcada.

Foto: redes

El cortejo fúnebre con los restos de Sheila Ayala, la nena de 10 años asesinada en San Miguel, llegó este sábado pasadas las 9:40 al cementerio de esa localidad.

Un fuerte operativo de seguridad se desplegó en el cementerio de San Miguel, donde fueron inhumados los restos de la nena. Se acercaron familias y vecinos para darle el último adiós, en una jornada lluviosa y signada por el dolor.

El resultado preliminar de la autopsia practicada al cadáver de Sheila señala como causa de muerte la “asfixia por estrangulamiento a lazo” y el cuerpo no presenta otras lesiones traumáticas, indicaron fuentes de la investigación.

Sus tíos, Leonela Ayala, de 24 años, y su marido Fabián González Rojas, de la misma edad, admitieron haber cometido el crimen ante funcionarios policiales, pero debe ser corroborado ante la Justicia.

González Rojas sigue detenido en sede policial, en tanto que la mujer está internada en la Maternidad Eva Perón de Malvinas Argentinas, donde este viernes dio a luz a su cuarto hijo.

Sheila había desaparecido el pasado domingo alrededor de las 12, cuando fue vista por última vez jugando con amigos en el complejo habitacional “El Campo” del barrio Trujui, donde vivía con su padre.

Con el fin de encontrarla se había desplegado un amplio operativo e inclusive el Ministerio de Seguridad había dispuesto una recompensa. Finalmente, este jueves el cuerpo sin vida fue encontrado en un espacio lindero a la casa de los tíos, quienes a su vez confesaron ser los autores del brutal homicidio.

Previo Un recital de rock y barrio
Siguiente Según Lavagna, “el Gobierno está en un círculo vicioso del que no sabe salir”