Denuncia en jardín de Lomas: Descartan síntomas de abuso sexual

La fiscalía a cargo de la causa informó que no hay indicadores físicos ni psicológicos de abuso sexual.

La madre de una nena de 4 años que asiste al jardín 945 de Lomas de Zamora había asegurado que su hija había sido abusada en la institución. Tras la denuncia, la nena fue sometida a pericias psicológicas y físicas, que dieron resultados negativos

La fiscal Delia Recalde, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 9 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, ya informó a los padres de la nena que los peritos descartaron síntomas de abuso sexual, según consignó C5N.

Gisella, la madre de la pequeña de 4 años, había denunciado entre lágrimas que no podía “hacer pis”. “Me dice le duele ahí”, indicó ante los medios. Según indicaron desde la UFI 9, se trataría solo de una infección urinaria.

La mujer había advertido que a la chiquita “le da terror” ir al jardín. Al ser consultada por el relato de la menor, precisó que “la nena lo dibujó”. Explicó que si bien no sabe de otros casos, “hay nenas que no quieren entrar al jardín”.

Tras la difusión de la denuncia, el portero de la institución, ubicada en Manuela Pedraza y Soldado Brito, fue separado provisoriamente de su cargo. Se acercó a la escuela para dialogar con los medios y comentó que no tiene apodos, aludiendo a que la madre denunciante habla de “Jambo” y “Jamba”, como nombres vertidos por la nena.

“El acusado es un masculino y el único masculino soy yo. Tengo entendido que la madre denunciante no da nombres, da apodos que no existen. Mi tarea es limpiar, no reparto vianda”, planteó, dejando en claro que no tiene contacto con los chicos y chicas que asisten a la institución. “En caso de que sea real, el hecho pudo haber ocurrido afuera del jardín. Estoy a disposición (de la Justicia)”, había aclarado.

Previo Bechara Arcuri apunta a "profundizar la relación con los vecinos"
Siguiente “No hubo debate sobre el Presupuesto”, sostuvo Frigerio