Dolor en el último adiós a Estefanía

Anoche velaron los restos de la chiquita asesinada en José Mármol. Se esperan los resultados de  la autopsia.

Estefanía Bonome tenía 9 años. Fue asesinada el 25 de octubre y  su cuerpo fue tirado en la zona de Pasaje San Joaquín y Erezcano de José Mármol, partido de Almirante Brown. Sus restos fueron despedidos en las últimas horas.

Los restos fueron velados durante la madrugada en la propia casa. Dolor e impotencia signaron la jornada.

Por el hecho fue detenido su primo, de 15 años. Según trascendió, habría confesado el crimen en sede judicial; sin embargo, por su edad es inimputable.

Estefanía estaba jugando con amigos cuando desapareció. Comenzó una búsqueda incesante, que finalizó con el macabro hallazgo. Vecinos atestiguaron que el cuerpo fue arrojado desde un vehículo en movimiento en San Joaquín y Erezcano.

La chiquita estaba semidesnuda y con una bolsa de nylon en la cabeza. La Policía Científica determinó que la víctima presentaba golpes y cortes en la mano derecha, en el abdomen, en una ceja y otro muy profundo en la muñeca izquierda, detallaron los voceros.

Si bien por estas horas aún no se conocen los resultados de la autopsia, estudio por el que se intenta determinar si la nena fue víctima de abuso sexual antes del homicidio, se determinó que la nena murió apuñalada.

En la vivienda del primo, ubicada a metros de la casa de la víctima y del galpón en el que fue hallada la camioneta en la que habría trasladado el cuerpo, secuestraron un cuchillo tipo Tramontina y ropa ensangrentada.

Reclamo de justicia

“Ella estaba jugando con los primitos y él se la llevó. Quiero que lo maten porque me mató a mi hija. Quiero justicia por mi Estefi”, reclamó ayer la mamá, Daiana, entre lágrimas. “No me la va a devolver nadie”, lamentó la mujer en un breve contacto con la prensa.

El padre, en tanto, explicó que fue él quien la reconoció y advirtió que su cara estaba desfigurada. “Le rompió toda la boca, los ojos”, sostuvo el hombre, mientras intentaba contener a la mujer. “Que se haga justicia, que le den perpetua”, reclamó.

La causa está a cargo de la fiscal Marcela Juan, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 especializada en violencia de género del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, pero a partir de la detención del joven, interviene la Fiscalía de Responsabilidad Penal Juvenil 2, también de Lomas.

Previo "En el FR son más ferraresistas que los concejales del Intendente"
Siguiente En el Arandilla, Brown cortó la racha negativa