Comenzó el juicio por “lavado” a Lázaro Báez

Están acusados el empresario y sus hijos Martín, Luciana, Leandro y Melina, entre otros.

El Tribunal Oral Federal (TOF) 4 de Capital Federal dio inicio este martes al juicio contra el empresario Lázaro Báez, Jorge Chueco, Daniel Pérez Gadín, entre otros, por “encubrimiento y lavado de activos”.

La audiencia de inicio del debate se realiza en el Salón Auditorio, ubicado en la planta baja de los tribunales federales de Av. Comodoro Py 2002, Ciudad de Buenos Aires. El tribunal está integrado por los jueces Néstor Guillermo Costabel, María Gabriela López Iñiguez y Adriana Palliotti.  La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y la Unidad de Información Financiera (UIF) intervienen como querellantes.

Están imputados por los delitos de encubrimiento y lavado de activos Lázaro A. Báez, Jorge O. Chueco, Daniel R. Pérez Gadín, Jorge L. Fariña, Martín A. Báez, Leandro A. Báez, Melina S. Báez, Luciana S. Báez, Walter A. Zanzot, Julio E. Mendoza, Claudio Bustos, Eduardo C. Larrea, Walter S. Carradori, Fabián V. Rossi, Federico Elaskar, Juan C. Molinari, Mario L. Acevedo Fernández, Daniel A. Bryn, Juan I. Pisano Costa, Sebastián A. Pérez Gadín, Alejandro Ons Costa, César G. Fernández, Jorge N. Cerrota, Christian M. Delli Quadri y Eduardo G. Castro. Fariña está eximido de presenciar las audiencias por encontrarse bajo el programa de protección de testigos, consigna la agencia Télam.

En el juicio ventilarán presuntas maniobras de lavado de dinero, por al menos 60 millones de dólares, que tuvieron como capítulo más resonante las escenas registradas en la ex financiera SGI, conocida como “La Rosadita”. Lázaro Báez afirmó en el escrito que el dinero que contó su hijo y otros imputados en la causa por “lavado de activos” estaba destinado “a la compra de un campo”, explicaron fuentes del caso.

Lázaro Báez deberá afrontar, también, el juicio por el caso Los Sauces, que investiga una serie de negociados inmobiliarios a través de los cuales se habrían lavado activos probablemente provenientes de fondos de la obra pública.

Deberán sentarse en el banquillo de los acusados toda la ex presidenta Cristina Fernández y sus hijos Máximo y Florencia Kirchner; el empresario detenido Lázaro Báez y sus hijos: Martín, Leandro y Luciana. Además el empresario Cristóbal López y su socio Fabián de Sousa; el contador de la familia Kirchner, Víctor Manzanares; el socio de Máximo en la inmobiliaria que administraba los bienes familiares, Osvaldo “Bochi” Sanfelice, y la sobrina de Cristina Kirchner, e hija de la gobernadora santacruceña, Alicia Kirchner, Romina Mercado.

Previo Macri invitó a Bolsonaro a la Argentina
Siguiente Médicos bonaerenses realizan un paro de 48 horas