El Gasolero buscará mantener vivo el sueño de Copa

Temperley se medirá este miércoles, desde las 19, ante San Lorenzo, por los cuartos de final de la Copa Argentina, en el Estadio de Lanús.

Foto: Prensa Temperley

Temperley ultima detalles para un nuevo desafío en el plano de la Copa Argentina ya que este miércoles, a partir de las 19, se medirá con San Lorenzo por los cuartos de final, en el Estadio de Lanús.

El elenco Gasolero viene de perder en el campeonato ante Instituto 1-0 como local y tratará de revertir el ánimo pensando en meterse entre los cuatro mejores del torneo federal.

“Un partido difícil, vamos a enfrentar jugadores de jerarquía ya que son de una categoría más alta. Asimismo nosotros sabemos el potencial que tenemos, somos conscientes que también contamos con jugadores de experiencia y de jerarquía, así que va ser un partido muy lindo porque vamos a ir en busca de todo”, explicó Nicolás Demartini, en charla con Info Región.

La ilusión

Temperley no tiene un buen andar en el campeonato del Nacional B. Los resultados no acompañaron, por lo que Gastón Esmerado tuvo que dar un paso al costado, ahora, con el mando de Cristian Aldirico, se encuentran en el proceso de búsqueda del mejor funcionamiento, aunque sin despejar la vista del objetivo que es obtener resultados cuanto antes.

En esa línea, Demartini opinó sobre el inmediato sueño de Copa y la chance de pasar de instancia: “Vamos en busca de eso, tenemos con qué llegar a esa instancia y no tengo dudas que se puede. Obvio que sería un sueño”.

Además, reparó un momento en la última actuación y el rendimiento del equipo: “Fue un partido que se podía dar para los dos, ambos intentando buscar buen juego y llegando al área rival con frecuencia. Estos encuentros se definen por detalles y ellos en la que tuvieron la aprovecharon y se cerró el resultado”.

El rival

San Lorenzo es uno de los grandes del fútbol argentino y, por ende, candidato a quedarse con el certamen en estas instancias. No obstante, el azulgrana no atraviesa un buen momento ya que llega tras caer con Racing por el campeonato, por lo que buscará recuperarse en el plano de Copa.

Para finalizar, pese al poderío del rival, Demartini recalcó: “En la cancha son once contra once y puede pasar cualquier cosa”.

Previo Por decreto, será  feriado el 30 de noviembre
Siguiente Macri invitó a Bolsonaro a la Argentina