Médicos bonaerenses realizan un paro de 48 horas

Salarios, seguridad, insumos e  infraestructura son los pilares del reclamo de Cicop. “No entendemos porque no nos convocan”, admitió Fernando Corsiglia.

La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la provincia de Buenos Aires realiza un nuevo paro de 48 horas para reclamar respuestas a la administración de María Eugenia Vidal. La medida de fuerza se extenderá hasta este miércoles.

La medida se inscribe en el plan de lucha que venimos llevando adelante desde hace bastante tiempo, en el que reclamamos al gobierno provincial la convocatoria a paritaria y la discusión salarial, mejoras en las condiciones de trabajo y respuestas al grave estado del sistema de salud público”, sintetizó Fernando Corsiglia, referente de Cicop.

En diálogo con Info Región, precisó que la medida de fuerza de 48 horas tendrá una actividad central en el hospital Evita Pueblo de Berazategui, donde una residente denunció un ataque sexual durante una de sus guardias. “Eso forma parte de los problemas no resueltos del Ministerio de Salud y que requieren un abordaje urgente”, planteó.

Tras el ataque sexual, desde CICOP expresaron su preocupación por la seguridad en las instituciones de la Provincia. “En determinados horarios, los hospitales son tierra de nadie”, había advertido la presidenta del gremio, Marta Márquez. Consideró que es “urgente” que haya “presencia policial disuasiva” en los ingresos de los hospitales y “cuidadores hospitalarios”, que serían responsabilidad del Ministerio de Salud bonaerense.

Salarios

Corsiglia destacó la urgencia de resolver la discusión salarial “con voluntad” porque “hay muchas cosas por resolver y se viene atrasando cada vez más”. “Hay una notable demora en resolver los conflictos que tenemos”, apuntó Corsiglia.

El 14 de junio fue la primera y única reunión paritaria de 2018 de la ley 10.471, en la que el gobierno de María Eugenia Vidal le ofreció a CICOP un 15 por ciento de aumento en tres cuotas, la cual fue rechazada de plano por el sindicato.

“El problema principal es el salarial y no entendemos porque no nos convocan porque no hay ningún impedimento para avanzar con eso. Esperamos que con las medidas de fuerza podamos tener alguna novedad, las expectativas siempre están, aunque lo vemos difícil”, concluyó Corsiglia.

Previo Comenzó el juicio por "lavado" a Lázaro Báez
Siguiente “El Mercosur tiene adelante una tarea de flexibilización”