Caso Liendo: Continúan los alegatos

Tras el pedido del fiscal Bettini, se esperan las exposiciones de la querella y los defensores.

El próximo jueves, los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 10 de Lomas de Zamora, José Ignacio Polizza, Daniel Mazzini y Susana Silvestrini, escucharán la segunda parte de los alegatos del juicio por el crimen del custodio privado Pablo Liendo.

Tras el pedido condenatorio de parte de la fiscalía a cargo de Jorge Bettini, llegará el turno de la querella -a cargo de la abogada Marcela Villordo- y los defensores de Ítalo Ariel “Cebolla” Romeo y Pablo Luis Russo, ambos imputados por el hecho ocurrido el 12 de mayo de 2012.

El representante del Ministerio Público Fiscal solicitó la pena de 30 años para Romeo y 20 para Russo. Pese a que los dos fueron acusados por el delito de “homicidio en ocasión de robo con arma de fuego” y “tentativa de homicidio”, el fiscal consideró como atenuantes que Russo no posee “condenas firmes” y que “ayudó en el esclarecimiento del hecho”, mientras que Romeo cuenta con antecedentes penales.

La abogada Marcela Villordo no quiso anticipar el pedido de condena, aunque admitió que “en algunas cosas, va a ser similar al alegato del fiscal Bettini”. “No quiero adelantar mi pedido para que no sea vox populi antes de la fecha, pero en muchas cosas voy a coincidir con el fiscal y en otras cosas no”, precisó.

En diálogo con Info Región, la familia Liendo expresó su deseo de “que se haga justicia”, y se mostraron de acuerdo con el pedido de la fislcalía. “Entendimos que pidió la misma caratula para los dos pero que agrava la cantidad de años por los antecedentes de Romeo”, explicó Carolina, una de las hermanas de la víctima.

Cuando falleció, Liendo tenía 39 años y faltaba menos de un mes para que naciera su tercer hijo, una nena que nunca llegó a conocer y hoy tiene 2 años. Uno de ellos escribió una carta que fue leída por la abogada querellante antes del comienzo de los alegatos del jueves. “Siento mucho dolor al pensar en todos los momentos que nunca voy a poder pasar con él. Sólo quiero justicia por él, por mi hermano de 8 años que pasó menos momentos con él que yo y por mi hermana, que no pudo conocerlo”, decía una parte del escrito del hijo mayor de Liendo.

“Si la carta fue muy fuerte para los que estaban en la sala, imagínense lo que es para nosotros, que tenemos que ver todos los días como mi sobrina más chica tiene que besar la foto de su padre, porque no lo tiene. Se nos desgarra el corazón”, expresó Carolina.

Previo Apareció sana y salva la adolescente que era buscada en Lomas
Siguiente Cayeron los “roba Uber” en Lanús