Penas más duras por protestas: “Queremos que se cumpla la ley”

Lo aseguró el ministro Alejandro Finocchiaro al ser consultado por el proyecto de reforma del Código Penal que el Poder Ejecutivo presentará en el Congreso.

El presidente Mauricio Macri mantuvo este lunes una reunión de Gabinete. Tras el encuentro, los ministros de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, Alejandro Finocchiaro, y su par de Desarrollo Social y Salud, Carolina Stanley, admitieron que “en agenda” está la reforma del Código Penal que refiere a protestas callejeras.

“La Constitución es la Ley suprema de la República, no endurecememos pero queremos que se cumpla la ley para que todos puedan disfrutar de sus libertades”, aseguró Finocchiaro en conferencia de prensa, al tiempo que advirtió que por la cumbre de líderes del G20, que se desarrollará entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre en la Ciudad de Buenos Aires, habrá un “operativo muy importante de las fuerzas de seguridad para garantizar la presencia de todos los dignatarios en las actividades, para que puedan movilizarse”.

Stanley, por su parte, confirmó que la reforma está “en agenda”, pero dijo no conocerla “en profundidad”. “Lo importante es separar dos temas: por un lado con lo que tiene que ver con el trabajo de asistencia de acompañamiento social para quienes están en situación de vulnerabilidad, pasando una situación difícil y que nosotros, como Estado, acompañamos en forma directa. Es separado de con situaciones extorsivas como son cortes de calles, y ni hablar de las delictivas como la de arrojar piedras o generar instancias como las que vimos cuando se debatió el Presupuesto en la Cámara de Diputados“, completó.

El proyecto de reforma del Código Penal que el Poder Ejecutivo enviará al Congreso este mes aumentaría las penas por cortar el tránsito y crearía el delito de incumplimiento de la prohibición de ingresar al país para los migrantes. Según publicó el diario Clarín, el proyecto aumenta la escala penal de un máximo de dos años a entre seis meses y tres años de prisión por “detener o entorpecer” la marcha de medios de transporte público y también de los privados sin autorización.

Previo Estefan lamentó la "irregularidad" en el torneo
Siguiente Banfield entrenó con la mente puesta en el Clásico del Sur