Comerciantes advierten que no podrán pagar el bono

"Nos gustaría asumir ese compromiso pero estamos en una situación críticas", señalaron desde la Cámara de Comercio de Almirante Brown. En Avellaneda y Lomas de Zamora también plantean reparos.

Desde las cámaras de comercio de Almirante Brown, Avellaneda y Lomas de Zamora se sumaron a lo expresado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que había advertido sobre la imposibilidad de poder afrontar el pago del bono de fin de año que acordó el Gobierno con la CGT y sectores empresarios.

En diálogo con Info Región, los presidentes de las cámaras se refirieron a la “complicada situación” que enfrentan los comercios y pymes, razón por la cual se hace muy difícil cumplir con el decreto firmado por el presidente Mauricio Macri.

“Con todo gusto nos gustaría asumir ese compromiso porque sabemos que lo recibe la gente que trabaja y eso después ayuda al consumo, pero hoy estamos en una situación crítica. Todo el sector pyme y comercio está muy golpeado”, expresó Martín Cao, titular de la Cámara de Almirante Brown, quien consideró “fundamental” la reactivación del mercado interno para revertir la situación. “Los gastos que antes se podían hacer en determinadas cosas hoy se traslada a otro tipo de rubros, como los servicios”, lamentó.

Por su parte, desde Avellaneda, Roberto García Prada estimó que “la caída de la ventas que comenzó en la segunda quincena de agosto, complicó todo mucho más”. Si bien consideró que el bono, a pagar en dos tramos, podría ayudar a que aumente el consumo, “la gente viene endeudada y con atraso de tarifas, motivo por el que ese dinero dirigiría a saldar deuda”.

El presidente de la Cámara de Comercio de Lomas de Zamora, Alberto Kahale, indicó que “lo importante es que se debata de qué manera se puede pagar”. “Las pymes y los comerciantes están pasando un momento muy malo, muy difícil para que sigan presionando, hay que debatir lo que propuso CAME, que sea un pago a cuenta de las próximas paritarias con el sector”.

El bono

El Gobierno oficializó ayer el pago de un bono de 5000 pesos para los trabajadores en relación de dependencia del sector privado. Se abonará la mitad en diciembre, corresponde a noviembre, y la otra en enero. El decreto establece cierta flexibilidad en cuanto a montos y plazos.

El decreto 1043/2018, publicado en el Boletín Oficial, estableció “a partir del 1 de noviembre de 2018, una asignación no remunerativa para todos los trabajadores en relación de dependencia del Sector Privado, que ascenderá” a 5 mil pesos. El 50% se pagará con los salarios de noviembre, “pagaderos en el mes de diciembre de 2018” y la otra mitad con los salarios de enero, lo que llegará a los trabajadores en febrero.

El texto aclara que “cuando la prestación de servicios fuere inferior a la jornada legal o convencional, los trabajadores percibirán la asignación en forma proporcional, de acuerdo a los mecanismos de liquidación previstos en el convenio colectivo aplicable”. “Las partes signatarias de los convenios colectivos de trabajo, representantes de los trabajadores y empleadores, en ejercicio de su autonomía colectiva, podrán adecuar la implementación de lo dispuesto en el presente decreto en materia de plazos y montos para aquellas actividades o sectores que se encuentren especialmente en crisis o declinación productiva”, apunta.

“Las partes signatarias de los convenios colectivos de trabajo que hubiesen pactado colectivamente un incremento sobre los ingresos de los trabajadores, en concepto de revisión salarial de la pauta oportunamente acordada en la negociación colectiva del año 2018, podrán compensar aquél aumento con la suma total de la asignación establecida en el artículo 1 del presente hasta su concurrencia, salvo que acuerden expresamente su no absorción”, apunta el decreto que lleva la firma del presidente Mauricio Macri.

Además, establece que “las partes signatarias de los convenios colectivos de trabajo podrán establecer que las sumas referidas en el artículo 1° del presente se computen hasta dicho monto, a cuenta de las sumas que pacten en concepto de revisión salarial de la pauta correspondiente a la negociación colectiva del año 2018”. “Los empleadores que hubiesen otorgado unilateralmente otros incrementos sobre los ingresos de los trabajadores a partir del 1 de enero de 2018, podrán compensarlos hasta su concurrencia con la suma total de la asignación establecida”, agrega, al tiempo que señala que “en los supuestos que se instrumenten, según corresponda, la incorporación, compensación o absorción salarial de la asignación establecida en el artículo 1° del presente decreto, la misma adquirirá carácter remunerativo”.

Cierre de locales y despidos

El presidente de la Cámara de Comercio Avellaneda afirmó que “se hace difícil mantener los puestos de trabajo”. “Hay muchos locales que se pusieron en alquiler en los últimos meses, de comerciantes que ya no podían pagar los alquileres”, alertó, al tiempo que precisó que “la esperanza de octubre fue el Día de la Madre pero tampoco fue positiva”.

En Almirante Brown, Cao contó que “no hay despidos a gran escala porque se trata de mantener a los empleados calificados para los trabajos”. “El problema grave de los comercios son los valores de alquiler que se piden y el alto costo de las actualizaciones. Las renovaciones de contratos de locaciones muchas veces funcionan como una barrera para saber si continúas o no”, completó.

Previo Unidad Ciudadana adelantó que rechazará el Presupuesto
Siguiente Aprobaron la preparatoria para la suba de tasas