ARA San Juan: La investigación

El fiscal señaló que se trabajará para “crear una realidad virtual”. La jueza habló de un eventual rescate.

Tras el hallazgo del ARA San Juan, la mirada está puesta en la investigación. El objetivo es determinar qué pasó y las responsabilidades de la tragedia.

El fiscal federal Lucas Colla, subrogante ante el juzgado de Caleta Olivia, señaló a Télam que se creará “una comisión de investigaciones que permitirá sacar conclusiones a partir de crear una realidad virtual del hecho”. “Esa realidad virtual será la síntesis de fotos, videos, informes sobre anomalías hidroacústicas, todas las comunicaciones recibidas y toda otra información que consta en la causa”, apuntó.

Unas 67.000 imágenes crudas (sin editar) que serán remitidas una vez que el Seabed Constructor toque tierra en Ciudad del Cabo -Sudáfrica-. Se sumarán a las declaraciones e informes ya existentes en la causa.

“Sacaremos conclusiones, a través de la comisión de expertos, que nos permitirán saber con mayor exactitud qué ocurrió y si es factible, o no, levantarlo”, sostuvo Colla. Por su parte, la jueza Marta Yañez dijo que habrá que hacer un “estudio fáctico muy serio por los riegos que conlleva” el rescate.

Señaló que la causa tiene “tres querellas de familiares y al fiscal” que podrían pedir la operación de rescate, pero aclaró que mientras no haya un pedido formal se va a “hacer un estudio de factibilidad muy serio que lleve a analizar los riesgos y los costos que acarrearía“. Además, habrá que ver “quién estaría en condiciones” de encarar la tarea, agregó.


Oliver Plunkett, el presidente de la empresa Ocean Infinity, que buscó y halló al San Juan, aseguró el domingo que sería “muy compleja” y “arriesgada” una operación para reflotar al submarino, cuyos restos están a 907 metros de profundidad en el Mar Argentino, a unos 500 kilómetros de las costas patagónicas.

El buque “Seabed Constructor” de la empresa Ocean Infinity llegó al área del búsqueda a las 22.20 del pasado viernes y comenzó la exploración con un vehículo de operación remota (ROV) a las 23.30. El punto inspeccionado fue detectado a 907 metros de profundidad sobre el lecho marino, y según las imágenes captadas por el dispositivo el casco resistente se encuentra en una sola pieza, totalmente deformado, colapsado e implosionado, y sin aberturas de consideración.

“Prácticamente la gran mayoría de los restos observados se aprecian dentro de un radio aproximado de 70 metros del casco resistente, lo que se interpreta como restos de una implosión cercana al fondo”, precisaron.

Previo En el foro de CLACSO, Cristina apostó a un "frente social, cívico, patriótico"
Siguiente Asesinaron a una mujer en Transradio