“Los Juegos Olímpicos me incentivaron a entrenar cada día más”

Así lo afirmó la nadadora Selene Alborzen, quien adelantó que ya se prepara para el Sudamericano Juvenil y el Mundial Junior que se disputarán el próximo año.

Luego de su participación en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, María Selene Alborzen continúa entrenando con la mira puesta en el Sudamericano Juvenil de Chile y el Mundial Junior de Natación de Hungría, torneos que se disputarán el próximo año.

Alborzen dialogó con Info Región y confesó que la experiencia de haber salido décima del mundo “enfrentando a chicas dos y tres años mayores”, en los JJ.OO. de la Juventud, la incentivó a “entrenar cada vez más fuerte” y a buscar “superarse cada día”. “Si hay un entrenamiento o un día malo, hay que dejarlo afuera y al otro día hacer como si no hubiera pasado”, agregó.

“Ya me estoy preparando para los próximos torneos, pero a comienzo del año que viene empieza la parte de entrenamiento fuerte. El objetivo es poder estar en las finales, pero independientemente de la serie a la que llegue, busco poder bajar mis marcas”, remarcó la nadadora.

Carrera

Alborzen comenzó a nadar a los 2 años y continuó haciéndolo como actividad recreativa hasta los 7, cuando tuvo su primera competencia en el torneo de los Clubes Unidos de Natación Buenos Aires Sur (CUDENBAS). A los 10, dejó la natación por no tener una buena relación con una entrenadora. Tras probar dos años distintos deportes en los que “no encajaba”, volvió a su pasión.

“Un día me encontré con una entrenadora española que estaba en el club y ella fue la que me incentivó de vuelta para que regrese a competir. Cuando ella se fue, comencé a entrenar con Joel (Fiumara) y me di cuenta que podía hacer muchas cosas más, que podía competir en el alto rendimiento y se me abrieron muchos caminos”, relató.

Para poder competir en el alto rendimiento, Alborzen entrena de lunes a sábados. Además, cuando hay una competencia importante, también se prepara los domingos y realiza doble turno martes viernes y sábados.

La nadadora aseguró que su familia “la apoya en todo momento”. “No están pendientes de si bajé mis marcas o no hice buenos tiempos, simplemente me preguntan cómo me fue. Cuando quise dejar no tuve problema.  Sin importar los resultados siempre están conmigo”, valoró.

Juegos Olímpicos de la Juventud

Este año se le presentó la oportunidad de competir por un lugar en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018  y no la desaprovechó.  Alborzen confesó que por su edad o por las marcas de otras chicas, “no esperaba poder clasificar”. Sin embargo, se mantuvo entrenando por si se daba la oportunidad. “Era ilógico prepararse en un mes, así que me preparé hasta que llegó la convocatoria oficial. Ahí empecé a entrenar el doble”, remarcó la joven de Lomas de Zamora.

En relación a la experiencia olímpica, analizó: “El primer día, que nadé los 200 combinados, sentí una cruza de emociones increíbles que nunca las había sentido. No soy de ponerme nerviosa en ninguna competencia y en ese momento no sabía qué hacía en ese cubo de partida. Había mucha gente alentándonos y gritando cada vez que salía alguien de argentina. Fue algo increíble”. “Después de que pasó la primera carrera, me relajé bastante. Me sentí confiada en cada prueba, lo cual fue clave para lograr buenos rendimientos. Me fui muy conforme con las marcas, no esperaba bajar tanto mí tiempo”, concluyó.

Previo Scurnik: "Tenemos que levantar los rendimientos individuales"
Siguiente Turraca apuntó a “buscar el triunfo” en Santiago del Estero