Enérgicas críticas por el operativo de seguridad

Las legisladoras Mayra Mendoza, Victoria Donda Pérez y Gabriela Cerruti cargaron contra Patricia Bullrich

El partido entre Rivar y Boca, por la final de la Copa Libertadores fue postergado en dos oportunidades este sábado a raíz de los incidentes que se generaron cuando el micro que trasladaba al plantel de Boca se disponía a ingresar al estadio Monumental.

Mayra Mendoza, Victoria Donda Pérez y Gabriela Cerruti cargaron contra Patricia Bullrich, ministra de Seguridad, quien algunos días atrás aseguraba que los partidos podían jugarse con público visitante y cargaba contra los presidentes de ambos clubes por negarse. El pedido había sido del presidente Mauricio Macri.

La diputada Mayra Mendoza utilizó Twitter para anticipar que pedirá un informe sobre el operativo de seguridad que se desplegó. “Ya quedó en evidencia la inoperancia”, aseguró la legisladora, al tiempo que precisó: “Como integrante de la Comisión Bicameral de Fiscalización de Órganos y Actividades de Seguridad Interior del Congreso de la Nación, presentaré un pedido de informes para que la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, explique el bochornoso operativo de seguridad del Superclásico”.

Victoria Donda  Pérez utilizó el recurso de la ironía para cuestionar a Bullrich: “¿Nos tendríamos que haber ido este fin de semana también? Mejor, andate vos”, expresó, en sintonía con las expresioes de Gabriel Cerruti, quien reclamó: “Andate Bullrich… y Macri”.

El vicejefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires,  Diego Santilli, reclamó buscar a los responsables de los incidentes que se registraron esta tarde. “Estos incidentes son intolerables. Esto es vergonzoso. Hay que ver imágenes y buscar responsables”, afirmó en la cancha, a la que había acudido como hincha de River.

A partir de los incidentes que se registraron con el ingreso del plantel de Boca al Monumental, la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) anunció la postergación del partido hasta, en principio, las 18 y luego reprogramó el cotejo para las 19.15.

El clima era festivo desde temprano, pero con el correr de las horas los problemas comenzaron. Hinchas denunciaron el robo de entradas, hubo corridas y la Policía arrojó gases. El micro en el que arribó el plantel de Boca fue apedreado. La Policía reprimió a los simpatizantes con gases y esto también afectó a los futbolistas visitantes.

El micro de Boca llegó por avenida del Libertador y allí se encontró con el público local, que arrojó diferentes elementos contundentes contra los vidrios y los rompieron. La queja es que “liberaron la zona” en Monroe y emboscaron al plantel de Boca: el micro se encontró, de repente, con cientos de hinchas millonarios y apenas seis policías en moto.

Previo Impulsan un programa para diversificar el empleo bonaerense
Siguiente La cumbre del G20 en Argentina es “señal de confianza”