Gendarmería rastrilló el predio en el que fue asesinado Rodolfo Orellana

La bala que mató la militante de la CTEP, según la autopsia, ingresó por un omóplato y salió por la nariz. Lo buscan en el predio de Ruta 4 y autopista Ricchieri.

Rodolfo Orellana fue asesinado el 22 de noviembre en La Matanza

Rodolfo Orellana era padre cinco hijos y fue asesinado el pasado jueves en un predio ubicado en el cruce de la autopista Ricchieri y la Ruta 4 en Ciudad Evita, en medio de una violenta represión de las fuerzas de seguridad.
Peritos de la Gendarmería Nacional rastrillaron hoy en busca de pruebas el predio de la localidad bonaerense donde el militante de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

Se intentó encontrar algún casquillo tirado en el campo y otros elementos que ayuden a la investigación que lleva adelante el fiscal Jorge Yametti, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática Homicidios del Departamento Judicial La Matanza, consigna la agencia Télam.

La bala que mató a Orellana, según la autopsia, ingresó por un omóplato y salió por la nariz, de manera que no pudo ser hallado dentro del cuerpo del militante y dificulta determinar si pertenece o no al calibre que utiliza la Policía Bonaerense.

La CTEP denunció que “fusilaron en el suelo con bala de plomo a Rodolfo Orellana, militante de OLP-CTEP de Villa Celina cuando se manifestaban en defensa de tierras en Puente 12. Además, compañeras y compañeros fueron detenidos y heridos”.  “Un nuevo hecho que se enmarca en la avanzada del gobierno nacional, en connivencia con los gobiernos locales como ejecutores de su política represiva contra las organizaciones sociales, que derivó también en el fusilamiento de Rodolfo Orellana en La Matanza hace dos días”, advierte Correpi (Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional).

En las últimas horas, la diputada Lucila de Ponti reclamó la liberación de la compañera de Orellana. “Mirian Calizaya, de 25 años, es una trabajadora de la economía popular, integrante de la OLP y la CTEP y madre de Daera, su bebé de dos meses. Se encuentra detenida desde el día jueves, cuando la policía bonaerense asesinó al compañero Rodolfo Orellana”, señaló a través de Twitter.

En sintonía se expresaron sus pares Vanesa Siley y Leonardo Grosso. “Otra vez represión policial en el Gobierno de Cambiemos. Orellana asesinado y 4 detenciones, entre ellas Mirian, una madre que aún amamanta y está alimentando a su hijo en la Comisaría. Una crueldad absoluta y de una gravedad institucional sin precedentes en democracia”, planteó la legisladora, mientras que el diputado apuntó contra la gobernadora María Eugenia Vidal y el ministro Cristian Ritondo. “La autopsia confirmó que fue asesinado por una bala de plomo. Si no hay justicia para los pobres, no habrá paz para ninguno de ellos. Exigimos su renuncia”, reclamó.

Previo Concejal de Cambiemos respaldó la tasa de asistencia médica en Lomas
Siguiente La Iglesia advierte que "los presos viven en condiciones inhumanas"