Evacuaron el anexo del Congreso por amenaza de bomba

Se da a tan solo días de la cumbre de líderes del G20 que se realizará en Capital Federal.

A tan solo días de la cumbre de líderes en el cumbre del G20 que se realizará en la ciudad de Buenos Aires y contará con la presencia de presidentes como Donald Trump, Angela Merkel y Vladimir Putin, una nueva amenaza de bomba obligó la evacuación del Anexo “A” del Congreso Nacional, ubicado en Rivadavia y Riobamba.

Según informaron fuentes del Congreso, la amenaza se realizó pasadas las 7.30. Fueron evacuados los pocos empleados presentes a esa hora, a la vez que no dejaron ingresar a quienes llegaban a sus oficinas, de acuerdo a lo publicado por la agencia Télam.

No se trata de un hecho aislado, sino que forma parte de una serie de amenazas que durantes las últimas semanas obligaron a evacuaciones y cancelaciones de servicios esenciales y encendieron las alarmas de cara a la seguridad del encuentro de los jefes de Estado de las principales naciones del mundo que se desarrollará en Costa Salguero entre el viernes 30 de noviembre y el sábado 1° de diciembre.

La tensión se incrementa por la proximidad de la cumbre. “Habrá muchas zonas vedadas porque las medidas de seguridad son muy fuertes y las decisiones para actuar ante esa violencia serán inmediatas”, había advertido la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien anticipó que habrá una “operativo muy fuerte”.

De hecho, el Gobierno decretó que el viernes 30 será feriado en la Ciudad de Buenos Aires, para reducir la población en el territorio. Estiman que 8.000 personas concurrirán a la Cumbre, entre los líderes y sus acompañantes, los sherpas, las autoridades ministeriales, las delegaciones, el personal de seguridad y la prensa.

Los hechos

El primero tuvo lugar el martes pasado cuando el servicio del Ferrocarril San Martín sufrió demoras y cancelaciones debido al hallazgo de dos granadas en desuso en los talleres ubicados en la localidad bonaerense de José C. Paz. Los especialistas en explosivos determinaron que eran obsoletas.

Luego se sumó la sospecha que despertó un objeto en la Embajada de los Estados Unidos, ubicada en la avenida Colombia 4300 de Palermo. El edificio también fue evacuado mientras trabajaban efectivos de la División Explosivos de la Policía Federal, que determinaron que el objeto “no representaba amenaza alguna”.

El mismo martes, a las 9.30 de la mañana, un llamado reportó la existencia de un artefacto explosivo en el hospital Teodoro Álvarez, ubicado en la calle Aranguren al 2700 del barrio porteño de Flores. Fue evacuado por la amenaza de bomba.

Tiempo después, a media mañana, una llamada al 911 reportó una amenaza de bomba en la sede central del Banco Galicia, en Perón al 400, por lo que unas 2000 personas se autoevacuaron. El Escuadrón Antibombas de la Policía porteña revisó instalaciones y constató de que se había tratado de otra falsa alarma.

El quinto caso fue un paquete sospechoso encontrado en un baño de la Biblioteca del Congreso, situada en Hipólito Yrigoyen 1750. El sexto fue una amenaza en el anexo del Senado de la Nación, lo que provocó el desalojo del edificio.

Previo Dietrich avisó que el conflicto puede derivar en un "achique" de Aerolíneas
Siguiente Por asambleas, habrá mañana complicaciones para viajar