Tragedia de Transradio: murió otro de los detenidos

Se trata de Ariel Corvera. Tenía 25 años y la semana pasada la Justicia le concedió la excarcelación. Los familiares de las víctimas fueron aceptados como particulares damnificados.

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM), que patrocinará a las familias de las víctimas de la Tragedia de Transradio, confirmó que ya son nueve los muertos por el incendio en la comisaría de Esteban Echeverría.

“Esta mañana murió otro joven víctima de la peor masacre de la historia en comisarías argentinas. Estaba detenido en la 3ª de Esteban Echeverría el pasado jueves 15 cuando se produjo el incendio. Otro sobreviviente continúa en estado crítico. El Estado sigue sin dar respuestas”, advierte la CPM.

Se trata de Carlos Ariel Corvera. Tenía 25 años y estaba detenido por intentar robar una cortadora de césped. El organismo detalló que “había ingresado en julio en otra comisaría y luego fue trasladado a la 3° de Esteban Echeverría. La noche del 15 de noviembre cuando se produjo el incendio hacía tres semanas que estaba alojado allí”.

El dato que estremece es que la semana pasada, mientras permanecía internado en estado crítico, el TOC (Tribunal Oral en lo Criminal) 10 de Lomas de Zamora le concedió la excarcelación. En este contexto, la CPM renovó las críticas a la “política criminal que sólo promueve la persecución y el endurecimiento de penas”.

La investigación

El juzgado de Garantías 2 de Lomas de Zamora descentralizado en Esteban Echeverría, a cargo de Javier Maffucci Moore, aceptó a los familiares como particulares damnificados. Serán patrocinados por la CPM.
El mensaje de la Iglesia}

La Iglesia

Los obispos de las diócesis de Lomas de Zamora y San justo, en un mensaje conjunto, se refirieron a “la masacre más grande en la historia de muertos en comisarías”. El obispo de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones, los obispos auxiliares, monseñor Jorge Torres Carbonell y monseñor Jorge García Cuerva, y el obispo de San Justo, monseñor Eduardo García, advirtieron sobre “la superpoblación en las comisarías bonaerenses” y “el hacinamiento en el sistema penitenciario”.

“Urgimos a los poderes de la Provincia de Buenos Aires, para que adopten las medidas necesarias en el ámbito de sus atribuciones constitucionales, con el fin de asegurar que las detenciones y las condenas que se ejecutan en establecimientos sometidos a su jurisdicción no agreguen a la privación de la libertad lesiones a los derechos humanos de los presos (arts. 18 y 75, inc. 22 de la Constitución Nacional)”, expresaron. “Reclamamos la presencia efectiva del Estado que no haga de estos lugares `tierras de nadie´, donde gobierna la marginalidad y la droga bajo la complicidad de ciertos sectores de la seguridad”, señalaron.

Previo Con Grindetti y Salvador, asumieron las autoridades de la UCR Lanús
Siguiente Temperley empató con Chacarita