Se reactiva el enfrentamiento entre Garavano y Carrió

El ministro de Justicia negó que los cambios en el accionar de las fuerzas federales sea violatoria de los derechos humanos, como planteó Lilita.

Germán Garavano

Nueva pulseada entre el ministro de Justicia, Germán Garavano, y la diputada de Cambiemos Elisa Carrió. Esta vez, el eje del cruce es el protocolo en el accionar de las fuerzas de seguridad federales modificado por la titular de la cartera de Seguridad, Patricia Bullrich.

“La reglamentación para fuerzas de seguridad dictada por la ministra (Patricia) Bullrich viola los derechos humanos fundamentales. Nosotros no vamos a ir al fascismo”, había manifestado ayer Carrió a través de Twitter. Garavano, por su parte, negó que esto sea así.

Si bien consideró “válida” la opinión de Lilita, el funcionario remarcó que “en su uso adecuado” la normativa “no debiera ser considerada violatoria de los derechos humanos”. “Bullrich indica expresamente que (la norma) sigue las reglamentaciones de Naciones Unidas”, aclara.

 Ayer, una denuncia por “abuso de autoridad” recayó en la jueza María Servini de Cubría. Ex juez federal de La Plata Carlos Rozansky advierte que la nueva reglamentación permite a las fuerzas federales de seguridad “a hacer uso de armas de fuego para proceder a la detención de quien represente un peligro inminente y oponga resistencia a la autoridad” o “para impedir la fuga de quien represente ese peligro inminente y hasta lograr su detención”. “De esta mantera se está consagrando, por vía de un reglamento aprobado por una resolución ministerial, la aplicación de la pena de muerte sin juicio previo por parte de los integrantes de las fuerzas federales de seguridad”, advierte.

En la resolución publicada el lunes en el Boletín Oficial, el Gobierno determinó cambios en el protocolo de acción de las fuerzas federales. No dar la voz de alto y disparar sin ataque previo son las principales modificaciones.

Según el ex magistrado, la nueva reglamentación “intenta legitimar” lo que la dictadura aplicaba como “ley de fugas”, esto es la ejecución extrajudicial de personas.

Previo Los judiciales recibieron la misma oferta que docentes y estatales
Siguiente La Justicia le pone un freno a la flexibilidad para el uso de armas