Malestar en Cambiemos por los dichos de Carrió

El diputado Daniel Lipovetzky le reclamó a su par que los debates se den “puertas adentro” y no en redes  sociales.

No es la primera vez  que dichos de la diputada Elisa Carrió despiertan malestar en el interior de la alianza Cambiemos -conformada por el PRO, la CC y la UCR-. El diputado Daniel Lipovetzky le reclamó a Lilita que las discusiones se den puertas adentro y no en las redes sociales.

El presidente de la Comisión de Legislación General defendió la resolución de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que modifica el protocolo de acción de las fuerzas federales con respecto al uso de armas de fuego y la voz de alto.

“El protocolo no es muy diferente a lo que ya existe hace muchos años, que es la posibilidad de uso de arma de fuego en caso de que haya una situación de peligro inminente”, planteó el diputado del PRO, al tiempo que consideró que “la Policía tiene que tener de alguna manera facultades para intervenir en casos excepcionales”.

Y le reclamó a Lilita que “este tipo de debates deben darse puertas adentro antes que en una red social”. “No comparto las declaraciones de Lilita. Es parte de una coalición gobernante en la que cada partido político tiene una visión que puede no ser la misma en algunos puntos”, apuntó.

Ya el diputado nacional por la UCR José Cano había cruzado a la líder de la Coalición Cívica, por considerar que “hay ámbitos institucionales para plantear las diferencias”. “Me parece que hay que agotar estas instancias primero”, opinó.

“La reglamentación para fuerzas de seguridad dictada por la ministra (Patricia) Bullrich viola los derechos humanos fundamentales. Nosotros no vamos a ir al fascismo”, había lanzado Carrió este martes a través de su cuenta en Twitter, despertando las críticas en el seno de Cambiemos.

Los cambios

La nueva resolución, que recibió duras críticas, aclara que se hará uso de las armas de fuego cuando resulten ineficaces otros medios no violentos, en los siguientes casos: En defensa propia o de otras personas, en caso de peligro inminente de muerte o de lesiones graves; para impedir la comisión de un delito particularmente grave, que presente peligro inminente para la vida o la integridad física de las personas; Para proceder a la detención de quien represente ese peligro inminente y oponga resistencia a la autoridad; para impedir la fuga de quien represente ese peligro inminente, y hasta lograr su detención.

Se aclara que los efectivos “deberán identificarse como tales intimando de viva voz a cesar la actividad ilícita”, pero “se exceptúa de este requisito en aquellas situaciones donde dicha acción pueda suponer un riesgo de muerte o de lesiones graves a otras personas, cuando se pusiera indebidamente en peligro sus propias vidas o su integridad física, o cuando resultare ello evidentemente inadecuado o inútil, dadas las circunstancias del caso”.

Previo Camioneros desmiente a Fadeeac y reclama el bono
Siguiente Confirmaron el calendario de feriados para el 2019