Temporal e inundaciones: Dos muertos y arroyos desbordados

Dos personas murieron en La Plata por la caída de un árbol. En la Región, desbordaron los arroyos y evacuaron el hospital de Rafael Calzada por la caída de un rayo.

Desde los Municipios de Lomas de Zamora y Esteban Echeverría confirmaron que, pese a las intensas lluvias, no hubo evacuados. En Almirante Brown, en tanto, debieron sacar durante la madrugada a los pacientes del hospital Arturo Oñativia de Rafael Calzada por el incendio en un sector, que sería producto de la caída de un rayo. En La Plata hubo dos muertos.

Los arroyos que atraviesan la Región desbordaron; el desborde del Santa Catalina y el arroyo del Rey provocaron inundaciones en numerosos barrios. De todos modos, tanto desde la Municipalidad de Esteban Echeverría como la de Lomas de Zamora aclararon que no hubo evacuados.

“No se registraron evacuados”, se limitaron a informar desde Esteban Echeverría a Info Región, ante la consulta por la situación de la población tras las intensas lluvias. Sí hubo vecinos “aislados” durante buena parte de la jornada. “Nuestros equipos trabajan con el desobstructor en calle Sosa y Colectora de Ruta 58 en Cannin”, explicaba pasado el mediodía el intendente Fernando Gray.

Desde Defensa Civil de Lomas de Zamora precisaron que no auxiliaron a evacuados, aunque si hubo “calles inundadas”. “Cayeron 82 milímetros de agua, por lo que se complicó bastante en muchos barrios. El problema es que en la zona del bajo de Budge el arroyo desbordó y muchos vecinos se vieron afectados”, indicaron a este medio.

“Siempre que llueve pasa lo mismo, colapsa todo por la falta de obras en la cuenca Albarracín y San Juan”, aseguró Natalia, integrante del Foro Hídrico de Esteban Echeverría, que en diálogo con Info Región, sobre el desborde del arroyo Santa Catalina, que dejó calles anegadas en la zona de Transradio, 9 de Abril y San Carlos. “Mucha gente no puede ir a trabajar porque las calles están llenas de agua y los colectivos no pasan. Es una costumbre cada vez que llueve fuerte y el arroyo se desborda”, apuntó.

“En Cuartel Noveno se inundados varios barrios, como en Villa Fiorito y Temperley. En Fiorito, sólo cayeron 55 milímetros y estuvo todo inundado porque los desagües estaban todos tapados y por ende, por la acumulación de agua, los colectivos no podían circular”, reflexionó Ramón “Cacho” Mondragón, referente del Foro Hídrico de Lomas, quien precisó que en “algunos pasajes, la calle era un mar”.

Una de las situaciones más dramáticas se vivió en Almirante Brown. Al menos 180 pacientes internados en el Hospital Oñativia de Rafael Calzada tuvieron que ser derivados a otros centros de salud de la zona a raíz de un incendio desatado tras la caída de un rayo que provocó una fuerte descarga eléctrica, que no ocasionó heridos de gravedad.

“Esta mañana estuvimos en el Arturo Oñativia colaborando y asistiendo frente al siniestro que tuvo lugar en ese hospital provincial. Junto a Defensa Civil, Desarrollo Social y el Servicio de Emergencias Médicas 107 AB brindamos asistencia y colaboración a pacientes y familiares”, señaló el jefe comunal Mariano Cascallares.

En Lanús y Avellaneda también hubo zonas anegadas, pero no situaciones que revistieran mayor gravedad. La caída de ramas y cables sueltos es un común denominador en la Región. “Nuestras cuadrillas de Espacio Público se encuentran trabajando en las calles de todo el distrito”, acotan desde el gobierno de Néstor Grindetti.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) había alertado por tormentas fuertes con lluvias intensas pero durante la madrugada se sumó una advertencia por fuertes vientos que afectaba a 10 provincias. En La Plata, la tragedia golpeó la puerta: dos personas murieron al caerse un árbol sobre una precaria vivienda.

 

Previo Detuvieron a un concejal de Florencia Varela por corrupción de menores
Siguiente Cientos de abogados despidieron el año en el CALZ