Recortan las facultades de Rosenkrantz como presidente de la Corte

Una acordada firmada por Lorenzetti, Rosatti y Maqueda determinó que las decisiones administrativas se deben adoptar por mayoría.

Una acordada de la Corte Suprema de Justicia resolvió que las decisiones administrativas del alto tribunal, entre ellas las designaciones o renuncias de sus empleados o la renovación de contratos, se deben adoptar por una mayoría de tres de sus ministros, con lo cual recortaron las facultades al presidente del máximo tribunal nacional.

La acordada lleva la firma de tres ministros de la Corte, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti, con la disidencia del presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, mientras que la vicepresidenta, Elena Highton, no firmó ninguna de las dos.

En disidencia, Rosenkrantz recordó que el Congreso mantuvo expresamente en vigencia las facultades del titular del máximo tribunal en materia de ejecución presupuestaria, como de reestructuración del Presupuesto.

Los cambios

La Acordada que firmaron Lorenzetti, Rosatti y Maqueda, expresa que las decisiones correspondientes al ejercicio de la Superintendencia se adoptarán “por mayoría de tres de sus miembros”.

Además, dispuso que la Corte designará, aceptará las renuncias de sus funcionarios y/o empleados por mayoría de tres de sus miembros e idéntico criterio adoptó para la renovación de los contratos de personal en la Corte y en los restantes tribunales del Poder Judicial.

Asimismo, los tres ministros ratificaron la política presupuestaria, económica y financiera del cuerpo “basada en los criterios de responsabilidad fiscal aplicada por esta Corte”.

Previo La economía cayó 3,5% y está en recesión
Siguiente La Corte Suprema falló a favor de los jubilados