Mancinelli valoró el tramo final de Temperley

El volante aseguró además que el objetivo en el próximo semestre es "pelear el ascenso".

Luego de conseguir buenos resultados en el cierre del semestre, Temperley ya se encuentra con la cabeza puesta en el 2019. El plantel está de receso y volverá a los trabajos el 3 de enero.

En diálogo con Info Región, Lucas Mancinelli consideró que el tramo final del certamen “fue muy bueno”. “No terminamos como queríamos porque no entramos a la Copa pero teniendo en cuenta el arranque, nos vamos contentos de cara a lo que viene”, afirmó el volante.

“Tenemos muchas cosas por mejorar, tanto en defensa como en ataque. Una pretemporada nos va a servir mucho”, confesó el volante, quien además aseguró que, si bien terminaron “lejos de los primeros puestos”, el objetivo del plantel es “lograr el ascenso”.

De menor a mayor

Remarcó luego que “de a poco, el equipo fue consolidando la idea de juego del entrenador” Cristian Aldirico. “El plan es salir jugando, presionar arriba, tener la pelota la mayor cantidad de tiempo posible para tratar de atacar y cuando no la tenemos, recuperarla rápido”, recalcó.

Mancinelli también recordó que tras las primeras fechas, estaban “muy lejos” de las principales posiciones pero en los últimos partidos “con una buena racha” quedaron muy cerca de volver a entrar a la Copa Argentina. “Nos queda la tranquilidad de que hicimos todo”, subrayó.

Además, destacó que son “conscientes” que estuvieron varias fechas en zona de descenso pero aseguró que hay plantel para “pelear más arriba”. “A medida que van pasando los partidos y se consiguen buenos resultados, los promedios se alejan”, analizó.

Recuperación

Una vez finalizado el semestre, Mancinelli fue operado por una osteocondritis en la rodilla derecha. Al respecto, resaltó que “la intervención salió bien”. “Ahora a recuperarme y esperar a que me saquen los puntos para comenzar con la rehabilitación. Espero en un mes y medio poder volver a jugar”, sentenció.

Previo Una fuerte tormenta castigó la Región
Siguiente Por una amenaza de  bomba, no funcionan los trenes