Una fuerte tormenta castigó la Región

El fuerte temporal de agua que se desató en la Región generó importantes complicaciones en los partidos de Lomas de Zamora, Almirante Brown y Lanús, principalmente con calles y avenidas anegadas.

Una fuerte tormenta se desató este jueves sobre la zona sur del conurbano, produciendo anegamiento de calles, cortes de luz y complicaciones de tránsito, consecuencias habituales de estos fenómenos meteorológicos en la región.

En el centro de Lomas de Zamora, la avenida Hipólito Yrigoyen estuvo saturada de agua entre ambas veredas, y los vecinos vieron pasar flotando los contenedores de residuos, en tanto que lo túneles bajo las vías del ferrocarril también quedaron cubiertos por varios centímetros.

En diálogo con Info Región, desde el Foro Hídrico local advirtieron que los arroyos Del Rey y Galíndez “están desbordados” y que las lluvias también generaron anegamientos en Villa Centenario, Villa Fiorito, Ingeniero Budge, Temperley, en especial la zona centro, y Banfield.

Además, los bomberos de Lomas informaron que tres personas se electrocutaron durante las lluvias y que se derrumbó una parte del muro de contención del Hospital Estéves, ubicado en Garibaldi 1809. “Estamos trabajando con distintas intervenciones como la caída de arboles y cables”, especificaron.

La zona de Villa Centenario, como suele ocurrir, fue una de las más afectadas, aunque la corta duración de la lluvia permitió un rápido escurrimiento de las aguas.

Mientras que en la zona de los Tribunales de Lomas de Zamora se registraron importantes complicaciones vehiculares en Camino Negro, producto de que las calles aledañas tienen casi medio metro de agua. Ante esta situación, se produjeron largas filas de automovilistas que quedaron literalmente varados en el lugar.

En tanto que en Lanús se apreciaron “aguas danzantes” con el ascenso del líquido que se apreciaba desde las alcantarillas, descomprimiendo la presión de los acueductos subterráneos. Las calles inundadas se registraron tanto en la zona este como oeste del distrito.

En Almirante Brown, asimismo, se registraron calles anegadas en la zona centro de Adrogué, y también en José Mármol, San José, Glew y Claypole, principalmente por obstrucciones en los sumideros.

Si bien el Servicio Meteorológico había anticipado que ocurrirían tormentas leves con mejoramientos temporarios, lo cierto es que poco después de las 14 se formó un frente de tormenta sobre Buenos Aires, que puso negro el cielo y se preparó para un diluvio que duró poco más de una hora, pero que alcanzó para generar serios contratiempos.

Para lo que resta de la jornada se mantienen las previsiones de mal tiempo, con lluvias y tormentas eléctricas intermitentes, que recién irán cediendo hacia la noche.

Los distintos Municipios informaron que se encontraban trabajando para la desobstrucción de los sumideros y advirtieron que el principal problema que derivó en los anegamientos es la gran cantidad de agua que cayó en un corto lapso de tiempo.

Publicaciones en redes sociales

Previo Asesinaron a un hombre en Fiorito e investigan ajuste de cuentas
Siguiente Mancinelli valoró el tramo final de Temperley