“Se murió en mis brazos”, recordó la pareja de Montefusco

Sabrina, la pareja del hombre asesinado el 1 de enero en Remedios de Escalada, advirtió que "se llevaron la vida de una persona inocente y luchadora".

Héctor Montefusco

“No le dieron tiempo a nada”, aseguró Sabrina Aquino, recordando aquel trágico 1 de enero. Ella viajaba junto a su pareja, Héctor Montefusco, en una moto por Remedios de Escalada cuando fueron sorprendidos por delincuentes. No dudaron y le dispararon, él murió en sus brazos y frente al dolor, reclama justicia.

“Voy a tratar de hacer justicia y que sea perpetua porque se llevaron la vida de mi marido, una persona inocente y luchadora”, indicó Aquino, quien recordó a su pareja como “un hombre ejemplar y hermoso en todos los sentidos”.

En las próximas horas, la mujer hará el reconocimiento de los dos detenidos en el marco de la investigación por el asesinato. Se trata de dos hombres de 19 y 25 años respectivamente que fueron aprehendidos el fin de semana por la policía de la provincia de Buenos Aires, en Lomas de Zamora.“Si son ellos, no voy a descansar hasta escuchar a un juez que diga que los condena a prisión perpeptua, porque no me sirve que estén ocho años presos. Esta gente no puede estar en la calle porque salen y vuelven a matar”, remarcó

Mi marido les entregó la moto en la mano, se cayó y se murió en mis brazos

La mujer negó que Héctor se resistió al robo. “No le dieron tiempo a nada y no se resistió, como dicen”, afirmó, al tiempo que explicó: “Entre el susto y que la moto era nueva y todavía no la conocía bien cuando quiso maniobrar para frenar,  le dispararon sin compasión”. “Cando les dije a ellos, paren para que frene, uno sacó el arma y le disparó. Mi marido les entregó la moto en la mano, se cayó y se murió en mis brazos”, recordó la mujer.

El hombre de 38 años fue asesinado el 1 de enero en el marco de un asalto en Remedios de Escalada. Pasadas las 17,30, fue interceptado por delincuentes en el cruce de Ortíz de Rosas y Marco Avellaneda. Él les entregó la moto, pero los malvivientes le dispararon de todas formas.

Cayó malherido y murió en los brazos de su esposa. “Es una zona peligrosa”, habían advertido vecinos del barrio tras el trágico hecho. Son dos los detenidos por el crimen.

Interviene en la causa la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 descentralizada de Lanús, a cargo de Sergio Schafer.

Previo Longchamps: hallaron muerta a una nena
Siguiente Dos presos escaparon de la Unidad 40 de Lomas de Zamora