Frigerio sobre el desdoblamiento de elecciones: “Tiene pros y contras”

“No creo que desdoblar implique perjudicar nuestras chances a nivel nacional”, aseguró el ministro del Interior.

Nueve son las provincias que desdoblaron las elecciones y la provincia de Buenos Aires estudia esta posibilidad, definición que llegaría en marzo, una vez que la gobernadora María Eugenia Vidal tenga en su poder el análisis y las conclusiones a las que arribó la comisión bicameral creada para analizar cambios en el régimen electoral.

El ministro del Interior, Obra pública y Vivienda, Rogelio Frigerio, admitió que el desdoblamiento de elecciones “tiene pros y contras”, pero aclaró: “Personalmente, no creo que desdoblar implique perjudicar nuestras chances a nivel nacional”.

“Las elecciones desdobladas claramente favorecen la atención en las políticas públicas de los gobiernos locales, que muchas veces pierden visibilidad en una elección nacional; pero también tiene contras, como generar un costo sin economías de escala y obligar a la gente ir más veces a votar”, analizó en una entrevista concedida a Ámbito.

Muchos advierten que un desdoblamiento beneficiaría a Vidal, porque se despega de la imagen del presidente Mauricio Macri, que atraviesa un período crítico por las políticas económicas. “Personalmente no creo que desdoblar implique perjudicar nuestras chances a nivel nacional. Creo que todas las decisiones de estrategia electoral que tomemos tienen que apuntar a la prioridad mayor que es lograr la reelección del Presidente”, sentenció.

Gestión

El ministro del Interior sostuvo que el gobierno de Macri hizo cosas que “no son fáciles de apreciar en esta coyuntura difícil” pero que “serán valoradas con el tiempo”.

Entre los logros, enumeró: “Creo que haber recuperado el Estado de derecho, haber empezado a reconstruir la República, la división de poderes, la Justicia independiente, haber transparentado la gestión, combatir el narcotráfico y las mafias, integrar de forma inteligente a la Argentina al mundo, pasamos de importar a exportar gas, terminamos con la matriz de corrupción en la obra pública, y empezamos a decir la verdad en el Estado, algo que no ocurría en los años anteriores. Además, sentamos las bases para la recuperación de sectores muy importantes para la economía argentina como el energético”.

Advirtió, en ese marco, que “son cosas que probablemente se reconozcan con el tiempo y que no son fáciles de apreciar ahora con una coyuntura difícil”. “Los problemas de la Argentina son de una complejidad y magnitud tal que van a llevar mucho tiempo para resolverse”, apuntó.

Errores propios

Frigerio recordó que un “shock externo” agarró a la Argentina “mal parada” y con una “economía todavía muy vulnerable, a merced de los vientos internacionales y muy dependiente del ingreso de divisas”. “Lo que claramente no pudimos hacer es en los dos primeros años de gestión, o no tuvimos tiempo de hacer, es generar los anticuerpos para enfrentar una crisis externa de esa magnitud. Y sufrimos las consecuencias”, lamentó.

“No es que creemos que no hubo errores propios en la gestión. En estos tres años por supuesto que hubo errores y los hemos asumido y espero que hayamos aprendido de ellos”, expresó, en otro tramo de la entrevista.

Insistió con el voto de confianza. “Todavía tenemos un año de gestión en el que tenemos que demostrar muchas cosas”, planteó, y enumeró: “No caer nuevamente en una crisis”, “demostrar que se puede bajar la inflación” y “con el plan de infraestructura”.

Previo Se destina el 26% del salario al pago de tarifas
Siguiente Reyes: Los juguetes aumentaron casi 50 por ciento