En 2018 hubo 259 femicidios, advierte Mumalá

El relevamiento de la organización señala que el año pasado se produjeron un total de 259 femicidios, de los cuales 229 fueron mujeres, 26 femicidios vinculados y cuatro travesticidios.

Imagen de una protesta para visibilizar la problemática

Las víctimas se siguen sumando. El caso de la chiquita de chiquita de Longchamps engrosa la lista de 2019, ya que se trataría de un femicidio vinculado, y renueva el reclamo de organizaciones feministas. Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumalá) anunció que en 2018 hubo 259 femicidios.

El año pasado se produjeron en Argentina un total de 259 femicidios, de los cuales 229 fueron mujeres, 26 femicidios vinculados y 4 travesticidios. Es decir, se produjo en nuestro país 1 femicidio cada 34 horas, dato que habla de una mejora con respecto al 2017, año en el que murió una mujer cada 29 horas.

“Mientras tanto, el presupuesto nacional asignado para el 2019 equivale a apenas $11,36 por mujer para abordar las violencias machistas, en un contexto donde cada vez más mujeres se animan a denunciar las violencias actuales y pasadas, donde se evidencia la necesidad de la implementación de la ESI (Educación Sexual Integral) para prevenir violencias y abusos”, advierte la organización, que también cuestionó las declaraciones de  la ministra Patricia Bullrich sobre la portación de armas para civiles porque “lejos de provocar una disuasión del delito y la violencia, la profundizan, teniendo en cuenta el alto porcentaje de agresores policías que cometieron femicidios con sus armas reglamentarias y que el 26% del total de los casos se registraron como femicidios con armas de fuego”.

El informe precisa que el 53% de las mujeres asesinadas tenían entre 16 y 40 años. El 79 por ciento de los femicidios fueron cometidos por un varón del círculo cercano de la víctima (61% pareja y ex pareja; 18% familiar).

Vale señalar que el 21 por ciento de las víctimas había denunciado previamente a quien terminó asesinándola y el 13% tenía dictada alguna medida judicial de protección, ya sea de restricción de acercamiento y/o botón de pánico.

El relevamiento detalla que el 42% de las mujeres convivía con su asesino y el 62% de los hechos se produjeron en la vivienda de la víctima.

El 7,5% de las víctimas eran niñas y adolescentes menores de 15 años. Del total de ellas, el 59% fue violada o abusada y el 59% fue asesinada por un miembro de su familia.

Las víctimas colaterales. “282 hijxs quedaron huérfanxs, de les cuales 89 son menores de 12 años”, detalla el relevamiento difundido durante los primeros días del año.

También analizan a los agresores. Mumalá advierte que el 57% tiene entre 16 y 40 años y el 22% se suicidó tras cometer el femicidio. “El 7,5% son miembros de las fuerzas de seguridad. El 70% de ellos son policías, 10% militares, 10% policías retirados, 10% militar retirado o pasivo”, detalla.

El 30 por ciento de las mujeres fueron asesinadas con un arma blanca, el 17% fue asesinada a golpes y el 16% por asfixia. En el 26% de los casos fue utilizada un arma de fuego. “De los casos de femicidios por arma de fuego, en el 17% fue utilizada el arma reglamentaria”, precisa Mumalá.

 

Previo Para la CC, “pensar solamente en la edad de imputabilidad es una simplificación”
Siguiente Multisectoriales profundizarán el reclamo por los tarifazos