Pilotos levantaron el paro y habrá vuelos

Sin embargo, algunos vuelos sufrirán demoras y cancelaciones.

Foto Twitter

El paro de 48 horas que estaba programado para la mañana del jueves en los aeropuertos de Ezeiza y Aeroparque fue finalmente levantado por parte de los pilotos tras llegar a un principio de acuerdo con el Ministerio de Transporte, que prometió derogar la resolución 895/18 que habilitaba a pilotos extranjeros a volar en territorio nacional.

La iniciativa había generado controversia y forzó la medida de fuerza luego que venciera el plazo de conciliación obligatoria desde diciembre de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) y la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA).

Ante la marcha atrás por parte de la cartera conducida por Guillermo Dietrich, a medianoche se anunció el levantamiento del paro, pero en la mañana del jueves muchos pilotos que se encontraban en pista alegaban que todavía no habían sido notificados del levantamiento de la medida de fuerza, lo que implicaba en la práctica que fueran escasos y de compañías menores los vuelos que partieron temprano desde Aeroparque.

Esta situación generó demoras y cancelaciones en múltiples vuelos. Centenares de pasajeros hacían largas colas desde temprano sin tener información cierta de si los vuelos saldrían o serían reprogramados, en un cuadro caótico todavía con mayor impacto por tratarse de una época con mucha gente de vacaciones.

Desde Transporte habían informado a través de un comunicado que además de dar de baja la norma la cartera de Trabajo convocó a una audiencia “para consensuar una nueva reglamentación y para asegurar los servicios aéreos de los días jueves y viernes en plena temporada alta”.

La nueva reglamentación que cita el Ministerio se refiere al artículo 106 del Código Aeronáutico, que determina que la tripulación con funciones aeronáuticas debe ser argentina y a su vez permite que “un porcentaje” pueda ser extranjera “por motivos técnicos” por un período máximo de dos años.

Los gremios argumentan que “es una puerta que se abre para avanzar con el contrato de pilotos extranjeros fuera de convenio para poder romper huelgas”. Los gremios ya habían dispuesto otro paro, por lo que Trabajo dictó la conciliación obligatoria por 15 días hábiles que venció el miércoles.

Previo Pablo Magnin es el primer refuerzo de Temperley
Siguiente “El brote en Epuyén se encamina a su contención”, sostuvo Rubinstein