Repudiaron los actos de vandalismo en “El Infierno”

Se trata del Espacio de la Memoria de Avellaneda en el que funcionó un centro clandestino de detención y exterminio.

La fachada de “El Infierno” de Avellaneda, el Espacio de la Memoria en el que funcionó un centro clandestino de detención y exterminio durante la última dictadura cívico-militar, fue vandalizada por quinta vez. El ataque fue perpetrado hace algunos días y ayer se realizó un acto de repudio.

“Sólo los mueve el odio y el negacionismo”, advirtieron desde H.I.J.O.S. de la provincia de Buenos Aires. El ataque fue sobre los banner que enmarcan la entra del Espacio de la Memoria ubicado en 12 de Octubre 234 de Avellaneda.

“En dichos banner se encuentran las fotos de nuestrxs queridxs compañerxs que sufrieron las torturas mas atroces, siendo muchxs de ellxs asesinadxs y aún continúan desaparecidxs. Cabe destacar que esta es la quinta vez que sucede, lo que demuestra que no se trata de un acto repentino, sino mas bien, de una provocación y un intento de amedrentamiento para todxs aquellxs que estamos comprometidxs para mantener viva la Memoria”, señala el comunicado difundido para convoca a la ceremonia.

En diálogo con Info Región, el secretario de Derechos Humanos de Avellaneda, Claudio Yacoy, adjudicó los hechos vandálicos a un grupo de personas “con un negacionismo muy marcado”. “Están envalentonados y se sienten incentivados en un contexto político en el que el Gobierno plantea que los derechos humanos son un curro o que los genocidas son pobres viejitos”, alertó.

Según advirtió, los responsables estarían identificados: explicó que se trata de dos personas “relativamente jóvenes” y otra “de unos 80 años”. “No pudimos identificar fisonómicamente al que nos tiró las banderas, pero también están identificados los que escribieron las paredes con aerosol”, aseguró.

Sobre la actividad en repudio de los ataques, Yacoy consideró que “fue emocionante” por la gran cantidad de público que asistió. “Estamos convencidos de que estos tipos no podrán avanzar en un espacio así, con su particularidad de que es municipal. Esto capaz que también incomoda porque no está a cargo de la decisión del gobierno provincial o nacional”, señaló a este medio. “Eso de alguna manera nos convierte más en adversarios, además de la presencia masiva de ayer, donde  planteamos que no vamos a permitir actos así”, agregó.

El CCDyE

“El Infierno” fue un centro de detención que funcionó en el lugar que por entonces era la Brigada de Investigaciones de Lanús, dependiente de la Dirección General de Investigaciones que dirigía el genocida Miguel Etchecolatz y funcionaba bajo la órbita del entonces jefe de la Policía bonaerense, Ramón Camps.

En 2015 fue señalizado como “Espacio de la Memoria”, que implicó la designación de un sector del edificio para el funcionamiento de la Secretaría de Derechos Humanos de Avellaneda. Para ello, se debieron realizar trabajos de acondicionamiento pero preservando los espacios donde deben realizarse pericias.

Previo Asalto y tiroteo en Lanús: dos heridos, tres detenidos
Siguiente Macabro hallazgo en Monte Grande: Investigan las cámaras de seguridad