“Pelear entre los mejores”, el objetivo para Merella

El plantel de Banfield inició la pretemporada y desde el plantel ya fijan metas para su año en la División de Honor.

Banfield inició con los entrenamientos pensando en lo que será un duro 2019 en la División de Honor del Metropolitano. Con mucho hincapié en el aspecto físico, el grupo trabaja en el Microestadio 110 años, para no pasar sobresaltos en la competencia oficial y colaborar con el camino hacia sus objetivos.

Guido Merella dialogó con Info Región y valoró los primeros trabajos de la temporada: “Por el momento es una pretemporada muy física, muy intensa y con desgaste. Corremos mucho y se siente, pero espero que nos sirva porque esto será el sostén del año”.

En paralelo, remarcó la importancia de los entrenamientos aeróbicos y de fuerza para apuntalar el aspecto físico: “El juego que propone Ema requiere de mucha intensidad y resistencia. No podemos regalar nada, este año nos enfrentamos a equipos más armados y mejor físicamente, así que no debemos quedarnos atrás y prepararnos mejor para salir adelante en los playoff”.

Las metas

La permanencia en la máxima división ya es un hecho pero quedó un escalón atrás. Ahora desde el Taladro plantean la necesidad de seguir adelante y plantearse nuevos objetivos que irán más allá de ingresar a los playoff.

“En el primer entrenamiento el cuerpo técnico nos avisó que la permanencia ya pasó y el objetivo es entrar entre los primeros cuatro. Sabemos los jugadores que hay en este equipo y estamos para más, pelear entre los mejores”, apuntó Merella.

Por otra parte, insistió en la necesidad de reforzar la parte física antes de mantener contacto con la pelota: “En la temporada pasada los segundos tiempos nos costaron. Este año le estamos metiendo a full para que eso no nos vuelva a pasar y podamos volar en la cancha”.

El grupo

Braian Ríos, Matías Fana, Álvaro Ramírez y Federico Santamarina fueron los refuerzos de esta temporada para Banfield. Con esas llegadas, más la continuidad de una base importante del plantel del 2018, esperan conformar un equipo que pueda estar en lo más alto.

“Los chicos nuevos son buena gente y se adaptaron sin problemas. Por ahora las pérdidas las llevamos bien, se notan las faltas en el grupo, asimismo lo tomamos con calma porque pese a que no estarán en cancha seguirán con nosotros porque son amigos. Es un buen grupo que se está conformando bien para lo que resta del año”, concluyó Merella, en charla con este medio.

Previo Los cortes de luz afectaron a más de 111 mil usuarios
Siguiente "No podemos regalar nada", remarcó Fernández