Durísimas críticas del gobernador de Jujuy contra Evo Morales

Lo acusa de trato injusto e inhumano de un argentino que se accidentó en Oruro, Bolivia.

En un texto difundido a través de su cuenta de Facebook, el gobernador de la provincia de Jujuy, Gerardo Morales, acusó al presidente de Bolivia, Evo Morales, de haber “transgredido y vulnerado la Constitución de su país” y de haber “incumplido la voluntad popular”, en referencia al referendum por su reelección, en el que se impuso el NO. Las críticas las disparó en el marco de un conflicto por el tratamiento médico de un ciudadano argentino en el país vecino. Sobre ese punto, lo acusó de ser responsable de trato injusto e inhumano de un jujeño accidentado en la localidad boliviana de Oruro. “Su actitud y la de su Gobierno para con los ciudadanos argentinos es repudiable”, le enrostró.

De acuerdo al relato del mandatario provincial, el ciudadano jujeño Manuel Vilca, de 35 años, sufrió un accidente el 8 de diciembre y debió pagar cientos de miles de pesos por la atención sanitaria que recibió en ese país, y debió ser asistido y repatriado por el gobierno jujeño ante la imposibilidad de costear su tratamiento médico.

“Manuel fue internado en un Hospital Público de Oruro durante 5 días y le cobraron la suma de 22.000 pesos Bolivianos que al cambio del mes de diciembre corresponden a la suma de 121.312 pesos argentinos”, relata el Gobernador. Más tarde, el hombre “fue derivado a una Clínica de Cochabamba, donde junto a su familia y amigos tuvieron que pagar la suma de 7.000 dólares estadounidenses”.

Pero la demanda de dinero para la atención sanitaria del accidentado no terminó allí: “Para continuar con el tratamiento y la operación, pretendían cobrarle 10.000 dólares más”, detalla Morales.

Vilca finalmente fue repatriado en el avión sanitario provincial y desde hoy está bajo la atención médica del sistema sanitario argentino, explicó Morales, para luego desatar su ira contra lo que describe como un “trato inhumano” que pone en evidencia “la falta de reciprocidad e igualdad para con el trato que nosotros brindamos a los hermanos Bolivianos”.

“Desde el Gobierno de la Provincia tuvimos que pagar la suma de 2.000 dólares más porque si no, no lo dejaban salir de Bolivia”, insiste en su misiva.

Para Morales, lo que le ocurrió a su comprovinciano “es uno de los miles de casos de maltrato y de falta de la mínima reciprocidad entre su gobierno y nuestro Pueblo. Muchos argentinos tienen que pagar sumas importantes y deambular por nuestros consulados y Embajada para poder cancelar deudas que sus compatriotas bolivianos en argentina nunca abonan, porque son atendidos gratuitamente en este generoso País.”

Más allá del caso en cuestión, Morales deja entrever el trasfondo de la discusión que mantiene con Evo al enrostrarle su presunta “intromisión en asuntos internos” por su defensa de la dirigente social Milagros Sala, detenida en esa provincia norteña desde el comienzo de la gestión de Cambiemos.

Previo Docentes reclaman un "rol activo" al Ministerio de Trabajo
Siguiente "Esperamos empezar por el buen camino", indicó Biggeri