No hay personas investigadas, a seis meses de la muerte de Sandra y Rubén

Lo advirtió María Laura Torre, dirigente de Suteba. Precisó que en el transcurso de febrero, el FUDB presentará un informe sobre la situación de infraestructura escolar.

Se cumplen seis meses de la explosión en la escuela 49 de Moreno, en la que murieron la vicedirectora Sandra Calamano y el auxiliar Rubén Rodríguez. El Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de  la provincia de Buenos Aires (Suteba) renovaron el pedido de justicia porque no hay autoridades investigadas.

“Al día de hoy todavía no tenemos resuelto este tema. La Justicia si aparece tarde, deja de ser justicia”, alertó María Laura Torre, referente de Suteba, en el marco del recuerdo a los trabajadores de la educación al cumplirse seis meses de su muerte.

Recordó que “la escuela explotó por el aire y no hay nadie sumariado ni corrido del cargo desde el 2 de agosto”. Reclamó por las “responsabilidades hacia el interior de la Dirección General de Cultura y Educación”, cuyo responsable es Gabriel Sánchez Zinny; pero también apuntó contra la gobernadora María Eugenia Vidal.

“El que estaba puesto como interventor, renunció y nunca fue sumariado”, cuestionó Torre, al tiempo que insistió en que “no hay ninguno investigado”, aludiendo a autoridades. “Exigimos justicia y recordamos muy fuertemente a Sandra y Rubén”, apuntó, en una entrevista concedida a C5N.

Cómo es la situación de las escuelas

“Llegamos a tener 1135 escuelas donde los alumnos no tuvieron clases  por meses, por situaciones de infraestructura de riesgo: pérdida de gas, caída de techos. La comunidad está todos los días yendo a las escuelas porque ahora apareció la plata”, señaló Torre. De hecho, las autoridades provinciales destacaron que durante el verano se realizaron obras.

La dirigente de Suteba remarcó que el dinero para las obras “aparece por la lucha sostenida de toda la comunidad”. Realizan relevamientos  para conocer el estado real de las escuelas. “Estamos yendo a todos los distritos para ver qué pasó”, comentó, al tiempo que recordó que en 2017 y 2018 “fueron frenadas  todas las obras de infraestructura”.

Más allá de los anuncios y los trabajos que pudieron realizarse, consideró que “la situación sigue grave”. “Va a haber un informe del Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) en el transcurso de febrero. Porque hay riesgo de que las clases no comiencen por estas razones”, explicó.

Discusión salarial

Una comitiva del FUDB visitó esta semana el Ministerio de Trabajo para reclamar un “rol más activo” de la cartera dirigida por Marcelo Villegas en el conflicto. Ayer, ampliaron el reclamo y a través de una carta documento, exigieron una convocatoria en 48 horas. La Gobernadora había deslizado que sería durante febrero, pero aún no hay un llamado.

“En 2016 tuvimos paritaria nacional en enero, en enero se comenzó a debatir salarios en provincias. Cerró la pauta y comenzaron las clases el día que tenían que comenzar. Fue la primer, única y última vez. Nunca más volvimos a verle la cara”, manifestó Torre, aludiendo a la Gobernadora. Rechazó, en ese marco, que en los últimos dos años (2017 y 2018) se eliminara la paritaria nacional, que era la que fijaba un piso para que las provincias debatan salarios.

El gobierno de Vidal quiso cerrar el año con un acuerdo con los trabajadores estatales, judiciales, profesionales de la salud y docentes. Hizo la misma oferta a todos los sectores (32 por ciento para 2018 y un 20 para el año que recién comienza) pero la respuesta fue negativa. La mejora para el año en curso es de 4% en enero, marzo, mayo y julio, y 2% en septiembre y noviembre.

Previo Gray reiteró las críticas por "lo inviable" del modelo
Siguiente Detuvieron a un acusado de abuso sexual en Avellaneda