“No puedo negar que hay un componente económico en el voto”

Lo reconoció el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. Confía en que “la sociedad va a reconocer el esfuerzo que se ha hecho durante estos 4 años”.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, admitió la incidencia de la economía en las elecciones pero aspira a que “la sociedad no se va a enfocar solamente en variables de corto plazo, sino que va a reconocer el esfuerzo que se ha hecho durante estos 4 años”.

“No puedo negar que hay un componente económico en el voto pero no se puede subestimar a la sociedad argentina y pensar que no se dan cuenta de cuál fue el punto de partida, y que no podíamos seguir viviendo con cepos, con reservas que caían todos los años, con prohibiciones a importar, con prohibiciones a exportar, en default, sin pagar por los servicios públicos, con una emisión monetaria descontrolada”, indicó el funcionario en una entrevista concedida a un matutino porteño.

Objetivo

Por otra parte, consultado sobre la prioridad del Gobierno en materia económica para este año, Dujovne sostuvo que el objetivo es “consolidar la estabilidad”.

“Tenemos que hacer una corrección fiscal cercana a los dos puntos y medio del PBI este año. Es un desafío muy exigente, vamos a ser exitosos en lograrlo, pero eso implica un nivel de coordinación con el resto de los ministerios muy grande, porque tenemos que administrar la escasez de manera inteligente, y ese es mi principal foco para este año. La economía argentina está mucho más sólida hoy que la que teníamos unos años atrás”, aseguró.

Inflación

Dujovne, por último, aseveró que “ahora sí están las condiciones básicas como para que la inflación pueda mostrar un descenso gradual”.

Señaló, en este punto, que “la expectativa inicial del Gobierno fue demasiado optimista acerca de cuáles eran las chances de bajar drásticamente la inflación en un contexto en el cual todavía el Banco Central financiaba el Tesoro, y en el cual había que salir del cepo, lo cual implicaba ofrecer un tipo de cambio oficial distinto que el que reconocía el gobierno precedente; y había que normalizar el precio de los servicios públicos. En ese contexto era muy difícil bajar la tasa de inflación”.

“Ahora, lo que se ha logrado finalmente es tener una tasa de inflación en la cual ya tenemos un tipo de cambio competitivo, normalizado el precio de los servicios públicos, y eliminado el financiamiento del Banco Central al Tesoro. Es decir, tenemos una tasa de inflación parecida a la que tenía el kirchnerismo, pero habiendo resuelto todos los problemas, y sin prohibiciones a importar y exportar”, completó.

Previo "Este Gobierno destruyó el mercado interno”
Siguiente Shell aumentó los precios de los combustibles