Cada vez más postes y cables en las veredas de Lomas

Una nueva empresa ofrecerá servicios de Internet y telefonía en el distrito, y hace su propio tendido a cielo abierto.

En Lomas Oeste comenzó un nuevo tendido de cables y colocación de postes, que se suman a los existentes.

A las ya abarrotadas veredas y obstruidos cielos de Lomas de Zamora, se le sumó en las últimas horas un nuevo tendido de cables a cielo abierto, con la consiguiente instalación de postes en las aceras del distrito: los de la empresa Claro, que agrega su propia infraestructura a las que actualmente existen en la ciudad.

La ambición de toda urbe moderna y ordenada es que el tendido de todos los servicios se realice de modo subterráneo. Desde, obviamente, los servicios sanitarios, hasta las conexiones telefónicas, de televisión por cable y energía eléctrica deberían realizarse a través de cañerías que se extienden bajo tierra, como ocurre en muchas ciudades del mundo.

Lomas de Zamora, como la mayoría del conurbano, sin embargo, nunca pudo avanzar en el varias veces proyectado soterramiento de sus instalaciones eléctricas y de comunicación. Basta levantar la vista en cualquier barrio, sobre todo en las zonas más habitadas, para observar marañas de cables de todo tipo que se entrecruzan y se despliegan en direcciones incomprensibles para el ojo humano. Lo mismo ocurre con los postes. Así, cada empresa tiene su circuito de columnas sobre la que cuelgan sus cables.

Edesur, Telefónica, Cablevisión y Telecentro son algunas de las compañías que cuentan con su propio conjunto de postes y cables, que además, con el paso del tiempo, se van sumando como capas geológicas, unos sobre otros, hasta llegar a un enjambre de cobre, fibra y madera que lo empasta todo.

Como si fuera poco, desde la última semana de enero comenzaron a aparecer en los barrios lomenses equipos de trabajadores no identificados, que, sin más trámite, rompen las veredas o cavan en la tierra e instalan nuevos postes.

“Somos de la empresa Claro, estamos colocando la columna por un acuerdo con la Municipalidad que nos permite hacer esto a cambio de usar los postes para el alumbrado público”, explica un operario, mientras trata del protegerse del sol en una calurosa tarde de enero.

No importa que en la misma vereda haya otros postes similares, ni que en la vereda de enfrente se dejen ver las nuevas luminarias de led que instaló la Municipalidad en muchos barrios. Da igual, empresa nueva, poste nuevo, cable nuevo.

Al parecer, Claro comenzará a comercializar en Lomas de Zamora el servicio que ya ofrece en otros tres distritos del conurbano, en zona oeste y norte: conexión de fibra óptica para brindar acceso a Internet y telefonía básica, con la promesa de incorporar en poco tiempo más el servicio de televisión por cable.

Por su puesto, la posibilidad de contar con una tecnología moderna y eficiente como la fibra óptica se agradece, y el aumento de la competencia para que los de siempre no hagan lo que quieran con el cliente, también es bienvenido por los vecinos.

Lo que claramente no suma es el incremento de la contaminación visual y espacial que implica el nuevo tendido, así como la falta de información sobre lo que se está haciendo.

“Nos levantamos esta mañana y vimos que nos habían puesto un poste al lado de la entrada del auto, no sabemos para qué es y por qué no usan ese otro poste que está al lado en vez de seguir poniendo palos en la vereda”, señaló a Info Región un vecino de la calle Baliña, en Lomas Oeste, y pidió que la Municipalidad “avise a los vecinos lo que están haciendo y los controle”.

Beneficios del tendido subterráneo:

Realizar el despliegue de cables por debajo de la tierra ofrece múltiples ventajas al desarrollo urbano, y si bien los especialistas admiten que es costoso soterrar las instalaciones existentes, señalan que al menos los tendidos nuevos, como ocurre en los barrios privados, deberían realizarse subterráneamente.

Entre los beneficios del soterramiento de cables, se puede mencionar que:

  1. Disminuye la probabilidad de rupturas del cableado y le otorga mayor vida útil ya que están protegidos de las inclemencias climáticas.
  2. No produce contaminación visual ya que el cielo y los frentes de las viviendas permanecen despejados.
  3. Mejora la seguridad ya que el cable soterrado no atrae rayos, además, al no ser afectado por los vientos no hay riesgo de caídas de cables ni de postes que puedan lastimar personas o bienes.
  4. Es mucho menos probable la interrupción del servicios por cuestiones meteorológicas.
  5. Disminuye el riesgo de incendios, los costos de mantenimiento y el peligro de electrocución.
Previo Guevgeozián selló su vuelta a Temperley
Siguiente Vera espera que se pueda lograr “un candidato de consenso”